Sexo con la almohada

Los sueños húmedos han sido sinónimo de cambios hormonales, la adolescencia y la eyaculación masculina. Pero, ¿quién dijo que las mujeres no tenemos fantasías eróticas mientras dormimos?

Revista Fucsia

Alcanzar un orgasmo no es tarea única de la penetración. Se dice que el 2% de la población femenina tiene el don de tener un orgasmo con tan solo pensar en sexo, una capacidad admirable que solo se le puede atribuir al órgano sexual más poderoso, el cerebro.

Pero para el 98% restante de las chicas que todavía piensan que se necesita del miembro masculino o de un juguete sexual para estimularse, la clave alterna está también en una de las actividades más placenteras para el ser humano: el dormir.

Tener sueños sexuales es tan natural como comer o hacer ejercicio, es más, para cualquier persona soñar mientras dormimos es una necesidad que contribuye a la salud mental. Un experimento en el que se les impidió soñar a varios individuos, demostró que el resultado al despertar fue que se sintieron más irritables y cansados.

Para liberar toda esa carga del día, Morfeo nos ha obsequiado la capacidad de hacer realidad muchas fantasías a través de los sueños. Y aunque los sueños húmedos se les han atribuido directamente a los varones, las mujeres también tenemos la capacidad de excitarnos, lubricar y llegar a un orgasmo, muchas veces más intensos que cuando estamos despiertas.

A pesar de que sí es más frecuente en hombres que en mujeres, pues debido a que el pene es más sensible y está más expuesto al roce mientras se duerme, ellos tienen más facilidad para estimularse involuntariamente, provocar una erección y una eyaculación solo con soñar. Pero muchas todavía nos negamos a reconocer que hemos tenido sueños eróticos. La médica sexóloga Nereyda Lacera afirma que “Hoy en día las mujeres se apersonan más de su sexualidad, el componente de autoerotismo que enciende esa chispa en el sueño es la que nos obliga a liberarnos de tabúes e inhibiciones sexuales que no expresaríamos en público”.

Los sueños sexuales con alto voltaje son los que nos provocan un incremento en la lubricación vaginal, generalmente esas fantasías oníricas tienen como protagonista a nuestra pareja actual o en otros casos una celebridad con la que siempre hemos soñado estar.

Sabías por ejemplo que, ¿durante la menstruación, la ovulación e incluso durante el embarazo los sueños mojados aumentan? Según el científico del sexo, el doctor norteamericano Alfred Kinsey, un 70% de mujeres y el casi 100% de los varones tienen sueños eróticos; en cuanto a alcanzar el orgasmo mientras se duerme el 37% de las mujeres estudiadas reportó haber experimentado orgasmos durante el sueño.

Y aunque se siga pensando que esto es una práctica de adolescentes, para los sueños húmedos no existe límite de edad. Una gran mayoría de mujeres que acuden al consultorio de su médico con problemas sexuales, han revelado que logran alcanzar el orgasmo en sus sueños y se despiertan con lubricación abundante, pero a la hora de tener actividad sexual con su pareja se bloquean.