Cadena perpetua por matar y desmembrar a su hermana

Un británico fue condenado el miércoles a cadena perpetua por haber matado a su hermana, una exactriz de la telenovela británica “Eastenders”, y tirado su cuerpo desmembrado a un canal de Londres.

El juez Adrian Fulford del tribunal penal central del Old Bailey de Londres indicó que Tony McCluskie, un limpiacristales de 36 años, deberá pasar al menos 20 años entre rejas por este crimen que la representante de la fiscalía describió como “sumamente violento”.

“McCluskie trató por todos los medios de alejar las sospechas dando falsas esperanzas a su familia y amigos”, subrayó Alison Saunders, al término de un juicio que reveló los sórdidos detalles del asesinato de Gemma McCluskie, una joven de 29 años, el 1 de marzo de 2012.

Tony McCluskie dio una paliza mortal a su hermana, con quien compartía el apartamento, tras una pelea sobre un desbordamiento del fregadero. Luego cortó su cuerpo y tiró los trozos al Regent’s Canal, en el este de Londres.

El cuerpo de la actriz, que actuó en “Eastenders” en 2001, fue hallado una semana después de su muerte, pero su cabeza no apareció hasta septiembre.

Durante el juicio, McCluskie dijo que no recordaba haberla matado.

Según la fiscalía, el acusado consumía mucho cannabis, lo que provocaba regularmente tensiones con Gemma.

Según esta fuente, McCluskie señaló la desaparición de su hermana a la policía y trató de poner a los investigadores tras una falsa pista afirmándoles que había sido vista en varias ocasiones. Pero la policía encontró sangre en el cuarto de baño del apartamento y un cuchillo manchado de sangre en la cocina.

El padre de la víctima y de su asesino, Anthony McCluskie, dijo que su hijo era consciente de haber cometido “un crimen terrible” y que no pensaba abandonarlo.

AFP