A tu ex… debes decirle que NO quieres

Foto: Archivo

De acuerdo con un estudio del portal SeekingArrangments.com, el 43% de las mujeres han admitido haber dormido con su ex mientras estaban en la búsqueda de una nueva pareja. Aunque esta tendencia se considere algo típico y aparentemente normal, las mujeres que terminan una relación justifican volver sexualmente con su antiguo novio porque extrañan el contacto físico, querían volver a intentar reconstruir la relación, o simplemente le echan la culpa a una noche de copas.
Ante estas excusas un poco adolescentes, pero completamente naturales, la autora recomienda distraerte y ocupar tu mente en otras actividades que te impidan volver a las sabanas con tu ex. Sigue los consejos que la experta recomienda para que no vuelvas a tener fantasías con el hombre con que rompiste.
1. Entra a Internet y escribe en Google nombres como los de Ryan Reynolds, Matt Bomer o Carlos Ponce, deléitate con sus fotografías y así recordarás que definitivamente hay gente mejor que tu ex.
2. Seguramente habrás escuchado la canción de Taylor Swift “We Are Never Ever Getting Back Together”, descárgala y reprodúcela hasta el cansancio para que recuerdes lo exhaustivo que puede ser volver con tu ex.
3. Hazte las uñas. Aunque es una actividad común y corriente, mientras dejas que la manicurista te consienta tus manos y te las deje espléndidas, así también evitarás que tus dedos se ocupen en el teclado del celular tratando de enviarle mensajes a tu ex.
4. Sal a bailar con tus amigos. Es una actividad reconfortante, te ayuda a liberar endorfinas y te recordará que eres perfectamente capaz de sentirte viva y feliz sin necesidad de tener un hombre al lado.

5. Escribe una lista de razones por las que terminaron. Escribir despeja la mente y por algo dicen que “si está escrito en papel tiene más valor”, releé lo que escribiste y convéncete de que debes controlarte a ti misma, mucho más en las noches y en la madrugada, que son los momentos en los que te puedes a sentir más sola. Abraza tu almohada, conecta tu iPod y relájate, deja que tu mente poco a poco pare de desear a tu ex.