Nuevo sistema de evaluación de universidades es discutido por el CNU

Este jueves se introdujo oficialmente ante el Consejo Nacional de Universidades (CNU) el proyecto de Sistema de Evaluación, Supervisión y Acreditación de las universidades, a través del cual se busca medir la calidad de las casas de estudio tanto públicas como privadas del país, con el propósito de detectar debilidades y fortalecer su desarrollo socioacadémico.

La ministra de Educación Universitaria, Yadira Córdova, informó que por primera vez se integra en un solo sistema todos los mecanismos de evaluación que el MEU posee para medir a las universidades, y que abarcan desde los programas académicos, la infraestructura, hasta la calidad del personal docente.

Una subcomisión designada por las propias universidades tendrá la responsabilidad de generar una autoevaluación, que deberá ser validada luego por un equipo de evaluación externa. El resultado comparativo de ambas evaluaciones permitirá clasificar a las universidades en cuatro grupos, y a partir de allí el MEU tomará medidas y acreditará debidamente a las casas de estudio, indicó Córdova.

Los cuatro grupos en los que podrá ser clasificada una casa de estudios son los siguientes: Universidad tipo A (aquella en la que todos los parámetros que contiene la evaluación aprueben como “muy bien”), Universidad tipo B (aquella que presente debilidades pero que por sí sola presente capacidad resolutiva), Universidad tipo C (aquella que amerite fortalecerse con el acompañamiento del MEU) y Universidad tipo D (aquella que pueden ser declaradas en emergencia, toda vez que requieran intervención inmediata para seguir funcionando como universidad).

“Las universidades se van a evaluar en todos los parámetros: desempeño académico, rigurosidad metodológica, científica y humanística, organización estructural que garantice el funcionamiento de la universidad, la infraestructura que sirve para el buen desempeño de los estudiantes y profesores, entre otros”, agregó la ministra.

El diseño de esta propuesta se deriva de varios talleres que se llevaron a cabo el año pasado y su aprobación está prevista para la próxima sesión del CNU, a finales del mes de febrero.

AVN