Piden modificar Ley de Regulación de Precios de Vehículos para evitar “mercado negro”

Foto Archivo

Diputados de la fracción parlamentaria de la Concertación Humanista de la Asamblea Nacional, debatieron sobre el proyecto de Ley que Regula los Precios de Vehículos Nuevos y Usados, Nacionales e Importados aprobada recientemente en primera discusión, sobre la cual alertan la necesidad de hacer ciertas modificaciones para evitar la creación de un “mercado negro” en el sector automotriz, que afectaría a los venezolanos.

Durante la actividad, realizada en la Cámara de Comercio de Valencia, la diputada de Proyecto Venezuela por el estado Carabobo Vestalia Sampedro destacó la importancia de discutir ampliamente sobre este proyecto de ley al que se le ha dado carácter de urgencia a su aprobación definitiva dentro de 3 meses, para, a partir de las observaciones recogidas de los diferentes actores involucrados y el pueblo, aprobar un texto que no permita la creación de un mercado negro, el cese de la producción de vehículos y la pérdida de empleos en este rubro.

Hemos visto cómo se reduce la capacidad de producción, y bien sabemos que la respuesta ante la escasez de cualquier producto es el aumento de precios. También, el control de divisas por parte del Gobierno Nacional, afecta enormemente a las ensambladoras, ya que una gran cantidad de sus insumos y materia prima provienen de la importación-, señaló.

Recordó que como producto de esta situación, muchas veces, los usuarios se deben anotarse en una lista y prestarse al soborno para obtener un vehículo. “Quién no sabe que a través de las llamadas vacunas, los venezolanos pagan para comprarse un vehículo?”, se preguntó, al tiempo que resaltó que la población se ha visto obligada a pagar precios, como nunca jamás se ha pagado en otro país, en el mercado vehicular.

Asimismo, la representante de la Concertación Humanista se refirió al tráfico de influencias desde el Gobierno Nacional que favorecen a ciertos grupos económicos con la asignación de divisas  que desencadenan el monopolio de la producción y comercialización de vehículos, quien es el que otorga las divisas y las licencias de importación.

No queremos una ley populista

Por su parte, la parlamentaria Deyalitza Aray (Prove), indicó que al debatir con amplitud el proyecto de Ley que Regula los Precios de Vehículos Nuevos y Usados, Nacionales e Importados, mediante reuniones y consultas a los distintos sectores que hacen vida en esta área, escuchando a los representantes de las ensambladoras, concesionarios, aseguradoras, autopartes y afines, se enriquecerá dicha propuesta legislativa permitiendo el dar respuesta a los venezolanos.

-No queremos -dijo- una ley populista y con resultados contrarios como ocurrió con la Ley de Arrendamiento. Queremos una ley equilibrada que favorezca a los ciudadanos, que permita el acceso a esos bienes, pero que también fortalezca la producción interna, la oferta y la demanda también-.

De igual modo, el parlamentario Biagio Pilieri, miembro de la Concertación Humanista de la AN, reiteró la necesidad de abordar el proyecto de Ley que Regula los Precios de Vehículos Nuevos y Usados, Nacionales e Importados, tal como lo estipula el artículo 211 de la Constitución, que reza que la Asamblea Nacional o las Comisiones Permanentes deben escuchar a los distintos sectores para la aprobación  y discusión de leyes.

Hay que incentivar producción de vehículos

Entretanto, Damiano Del Vescovo, presidente de la Cámara de Comercio, señaló que para evitar la creación de un mercado negro en el ámbito automotriz dentro del cual existe un déficit de 100 mil unidades vehiculares, el estado debe aplicar una política de incentivo de la producción interna de vehículos y la asignación de divisas al sector, de manera que la oferta satisfaga la demanda.

“Como Cámara de Comercio, defendemos el espíritu de libre iniciativa. Queremos ver ensambladoras que abran nuevas líneas, nuevos modelos, más empleados, porque la falta de producción, es la culpable de la falta de oferta existente”, puntualizó.