Son 14 los elefantes pigmeos muertos, aparentemente envenenados

(Foto Afp)

Los restos de un elefante pigmeo de Borneo fueron encontrados el miércoles, elevando a 14 el número de estos animales muertos, aparentemente envenenados, informó el jueves una fuente oficial, lo que hizo temer por esta especie en peligro de extinción.

Los restos descompuestos de un nuevo elefante, el 14, fueron encontrados el miércoles, después de que ya se descubrieran otros 13 un poco antes, indicó Laurentius Ambu, director de la Oficina de Fauna en el Estado malasio de Sabah, en el norte de la isla de Borneo.

Los mayores temores se centran en la supervivencia de una cría de elefante de tres meses, que quedó huérfana, y cuya foto intentando en vano despertar a su madre muerta conmovió a la región.

El pequeño animal pierde peso muy rápido, subrayaron los defensores de los animales.

Los responsables sospechan que la causa de la muerte puede ser el envenenamiento, probablemente por las sustancias que los trabajadores de las plantaciones de palmas de aceite dejan para que los animales no se coman los frutos.

Existe el temor a que otros elefantes pigmeo estén también muertos, ya que esta especie vive normalmente en grupos de entre 50 y 60 animales.

Masidi Manjun, ministro malasio de Medio Ambiente, prometió penas de cárcel para los culpables.

La organización ecologista WWF-Malasia apuntó a la importante deforestación que vive Borneo, para dejar espacio a las palmas de aceite, como el origen del problema ya que, al reducir el hábitat natural de los elefantes, estos animales tienen que competir contra el hombre.

Según WWF, solo existen unos 1.200 elefantes pigmeo de Borneo que viven en libertad.

Afp