Bauxilum sucumbe ante protestas y deudas

La planta procesadora de alúmina en Matanzas se paraliza por sí sola ante la precaria situación operativa, derivada entre otros factores por la falta de insumos y repuestos. A los trabajadores les adeudan salario, vacaciones, prestaciones, aportes de vivienda, caja de ahorros, apoyo educativo, HCM, entre otros beneficios, informa Correo de Caroní.

Correo del Caroní no pudo cubrir la protesta porque se le impidió el paso al portón. Foto José Leal/Archivo

Clavel A. Rangel Jiménez
[email protected]

CVG Bauxilum no cuenta con recursos, ni propios ni prestados, para cancelar la nómina de sus trabajadores. La indisponibilidad financiera mantiene a la gerencia en Caracas desde hace unos días, intentando conseguir los recursos para pagar los salarios y vacaciones a través de un aporte de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y las empresas del sector aluminio.

La estatal no brinda servicio de transporte, ni comedor. El ausentismo laboral llega a 60 por ciento. La planta -diseñada para producir de forma continua – se detiene hasta tres veces al día y opera a menos del 27 por ciento de su capacidad instalada.

Ante esa situación, la empresa informó ayer en un comunicado de nueve líneas que “al concretarse los recursos en los próximos días, se realizará el pago correspondiente a la segunda quincena de enero, incluyendo las vacaciones”.

La respuesta institucional, como otras veces, motivó la protesta del personal la mañana de este jueves. Primero se reunieron en asamblea, luego marcharon por las instalaciones y decidieron declararse de brazos caídos aunque, por sí sola, la fábrica está operando al mínimo.

“¿Hasta cuándo?”
En medio del maremágnum lo que más disgusta a los trabajadores es el clientelismo político.

Mientras que a los empleados se les debe el salario, vacaciones, prestaciones, aportes de vivienda, caja de ahorros, apoyo educativo, seguro de HCM y de vehículos, entre otros beneficios, hay un grupo vinculado a la gerencia que se ha beneficiado, denunció el secretario de seguridad social, Richard Potellá.

“Hablan de que no hay recursos, que no hay plata, pero bajan recursos a los amigos y familiares del presidente, y nosotros que somos pobres y somos los de la empresa, a nosotros son los que nos pega la crisis”, cuestionó.

Según los protestantes, hay trabajadores que tienen hasta cinco años esperando su aporte de vivienda y otros que con apenas 10 meses dentro de la empresa ya lo han recibido.

Corporación del aluminioEl rumor sobre una definitiva unificación del sector aluminio suena con fuerza en los últimos días dentro de las empresas.

La medida, anunciada y decretada en el 2010, hasta ahora sólo ha consistido en el apoyo de materias primas y personal entre las empresas de las industrias.

Al parecer, se estudia definir la figura jurídica para facilitar las negociaciones en caso de inversiones, venta de acciones y diseño de los proyectos.

Potellá responsabilizó al presidente de Bauxilum, José China, de los riesgos de accidentes por las condiciones de la planta.

Desde noviembre, asegura, no ven al ex director laboral en la planta informando sobre la situación.

En gestión
Ante la protesta, el secretario general de Sutralúmina, Joel Alcalá, indicó que el sindicato ha estado en Caracas buscando soluciones a la crisis. Aseguró que desde hace dos semanas están en la capital, de ministerio en ministerio, buscando financiamiento para garantizar la operatividad de la fábrica.

Son propuestas con las que, según Alcalá, “no se busca mantener el árbol sino hacerlo florecer todo”.

Este miércoles, indicó, le presentaron los proyectos de adecuación tecnológica al ministro de Industrias, Ricardo Menéndez. El compromiso del titular, según el dirigente, es presentarlo esta semana al vicepresidente de la República, Nicolás Maduro.

De acuerdo a Alcalá, el ministro giró instrucciones al resto de las empresas para que amortizaran a la deuda con Bauxilum.

Sobre la situación general, calificó al presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Rafael Gil Barrios, de ineficiente. “Que no venga a las empresas básicas como si él es sólo presidente de CVG y Sidor. Que se dé cuenta de la necesidad”, dijo.

De hecho, manifestó haber recomendado que si el presidente de CVG no colabora, debe colocarse alguien al frente que “sí quiera” apoyar.

El secretario general indicó que se mantendrá en Caracas hasta tener resultados, “así me salga barba”.