El carro que chocó la primera dama peruana era “chavista”

Nadine Heredia, esposa del presidente Ollanta Humala, viajaba en el vehículo de una ONG investigada por utilizar fondos venezolanos para “propaganda”.

Infobae

La esposa del presidente peruano, Ollanta Humala, fue internada el jueves por chocar su camioneta contra un semáforo en el centro histórico de Lima y, luego de la conmoción por su estado de salud, una investigación del diario El Comercio reveló que el vehículo accidentado pertenece a una ONG vinculada al gobierno de Hugo Chávez.

Además de registrar varias multas por no respetar límites de velocidad, se descubrió que la camioneta pertenece a la flota del Instituto para la Promoción de la Identidad y el Desarrollo Nacional (Prodin), una organización que destinaba fondos de Venezuela para “proyectos sociales y propagandas” llevados a cabo por la voluntad de Nadine Heredia, esposa del actual mandatario de Perú.

Un informe de 2009 de la Embajada de Estados Unidos en Lima, difundido por Wikileaks en mayo del 2011, dio cuenta de que la mencionada ONG es la que conectaba a Heredia con el gobierno de Hugo Chávez.

El texto señala que un asesor del Partido Nacionalista reveló que Heredia destinaba fondos venezolanos a través de Prodin para “fortalecer la identidad nacional” y “promover el desarrollo del pensamiento desde una perspectiva latinoamericana”.

Además, se supo que el director de la ONG era Carlos Enrique Juscamaita Arangüena, a quien la esposa de Ollanta Humala se refirió como su brazo derecho dentro del Partido Nacionalista y fue viceministro de Construcción y Saneamiento.

Un comunicado oficial aseguró que Nadine Heredia fue dada de alta en la clínica este viernes y aseguró que la primera dama peruana “agradeció las muestras de solidaridad y afecto que recibió de las personas que enteradas del percance le hicieron llegar sus saludos y preocupación”.

Según una fuente del Poder Ejecutivo entrevistada por el medio peruano, Nadine Heredia se transportaba en la camioneta porque sigue siendo directiva de Prodin y aún recibe fondos del gobierno venezolano.

Heredia usa ese vehículo ya que el Estado no le asigna uno por no tener un cargo oficial en el gobierno de su esposo y tampoco tiene un despacho propio.