Comer helado NO engorda

Con la llegada de los primeros calorcitos, el deseo de un rico helado surge a menudo. La buena noticia es que no hay que reprimir las ganas y darse el gusto. Una especialista aseguró a Infobae.com que “privarse de lo que nos gusta permanentemente es una práctica poco recomendada”.

Las altas temperaturas parecen haberse instalado y es normal que surjan las ganas de disfrutar un helado. Para los que se encuentran en plan de adelgazamiento, el “antojo” puede resultar traumático, aunque deberían relajarse y leer esta nota de Infobae.com.

¿Hay algún helado que deba preferirse por sobre otro si de cuidar la silueta se trata? (agua/crema) ¿Los de agua tienen más azúcar que los de crema? ¿Qué debe priorizarse crema o azúcar?

Los helados son una buena alternativa a la hora de disfrutar de un delicioso sabor y, a la vez, refrescarnos.

Desde el punto de vista nutricional, los helados pueden dividirse en dos grandes grupos: helados elaborados con leche y helados de agua. El valor nutricional del helado depende de los ingredientes que se utilicen en su elaboración: cantidad de agua (lógicamente más abundante en los helados de agua o sorbetes), leche (que independientemente de si es entera o descremada aporta proteínas de alto valor biológico, calcio y vitamina B2), crema de leche, aceites vegetales, azúcar, frutas, frutas secas, chocolate, etc.

Es común escuchar decir que “los helados engordan”. Esta es una afirmación errónea, si partimos de la base de que todos los alimentos aportan calorías (energía) y entonces podrían engordar.

Ningún alimento engorda, el engordar depende de un desequilibrio entre la energía que ingresa y la que se gasta, factores genéticos y hereditarios. Es importante considerar a la hora de tomar un helado de no sumarlo a la alimentación sino que forme parte de ella, es decir que sea manejado con determinada frecuencia como reemplazo de alimentos con características nutricionales similares.

Recordemos que una alimentación saludable consiste en incorporar variedad de alimentos en forma equilibrada, y no restringir la dieta a unos pocos.

¿Son recomendables los gustos light?

Para aquellas personas que realizan planes de alimentación controlados en calorías, existen opciones deliciosas de helados a base de leche, en los que se ha disminuido su valor energético reemplazando las grasas y azúcares por edulcorantes y otros compuestos, que permiten mantener el sabor y la cremosidad que nos aportan los helados a base de leche.

Alguien que está a dieta para adelgazar, ¿cómo debe ajustar su régimen si quiere darse un gustito?

Privarnos de lo que nos gusta permanentemente, conducta muy común entre quienes realizan dietas hipocalóricas, es una práctica poco recomendada, ya que es muy probable que una vez que logremos el peso deseado, nos tentemos con eso que estuvimos prohibiéndonos durante un tiempo. Lo aconsejable es elegir alimentos saludables como parte de nuestra alimentación habitual, y recurrir con determinada frecuencia a estos “permitidos”, en porciones pequeñas. No debemos olvidar incluir en nuestra vida diaria la práctica regular de actividad física, al menos 30 minutos diarios