Pdvsa no ha saneado áreas afectadas por derrames petroleros

Dolores de cabeza, dificultades respiratorias y malestares estomacales son algunos de los síntomas que siguen padeciendo las personas que habitan en la calle 12 de Febrero del sector Los Olivos II de Anaco, transcurridos más de 15 días de un derrame petrolero en el lugar.

 

Danela Luces/ Diario El Tiempo

El pasado 15 de enero se rompió por segunda vez una tubería de 26 pulgadas que ocasionó un vertido de crudo que se extendió por varios kilómetros y según los vecinos, el personal de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) pretende dejar “a medias” el trabajo de saneamiento .

Luis García, vocero de Hábitat y Vivienda del consejo comunal, informó que aunque los residentes fueron contratados para realizar las labores de saneamiento, a finales de esta semana recibieron la liquidación, aun cuando falta mucho por hacer.

“Toda esta zona está contaminada y ahora ellos pretenden tapar la tubería sin sanear el área. Ya pasamos por esta misma situación en agosto y no permitiremos que se repita la historia”.

Dijo que a pesar de que han exigido la presencia de las autoridades del Ministerio del Ambiente, no han acudido a evaluar los daños y hacer un diagnóstico del problema.

“Somos un total de 409 personas que vivimos en el sector, pero los más perjudicados somos los que estamos a pocos metros del derrame”.

Otra de las moradoras, que se identificó como María Medina, indicó que cada trabajador recibió 921 bolívares, pero no están satisfechos porque el área sigue contaminada por la mancha negra.

“Seguimos expuestos y a Pdvsa lo que le importa es cerrar el capítulo para no gastar más dinero”.

Jackelyn Amán señaló que sufre de dificultades respiratorias debido a los fuertes olores que emanan del lugar, al igual que su hijo de nueve años, quien es asmático y ha tenido que ser nebulizado en varias oportunidades.

“Hemos hablado con los representantes de Pdvsa pero nos dicen que ellos no tienen clínica y hemos tenido que costear los medicamentos nosotros mismos. Gasté 600 bolívares que no me reembolsarán. En Pdvsa se comportan como si fuera culpa nuestra que esa tubería se rompiera otra vez”.

Agregó que la instalación no recibe mantenimiento y por esa razón los vecinos siguen expuestos a las frecuentes fugas de hidrocarburo.

Sin voz oficial  

El equipo de El Tiempo ha intentado en varias oportunidades obtener la versión de los voceros de la estatal petrolera, pero hasta ahora no ha sido posible establecer la comunicación.

Donde sí salió humo blanco fue en la comunidad indígena San Vicente, ubicada en el municipio Freites, donde se produjo una fuga de petróleo el 25/1/13.

Así lo dio a conocer  el vocero del ente comunitario, Argenis Campos, quien señaló que luego de la discusión  surgida por los reclamos de los pobladores kariñas que exigían proyectos de inversión social, se establecieron mesas de trabajo con voceros de Pdvsa y el gobierno regional.

Informó que acordaron dar prioridad a la reparación de las vías agrícolas.