Se tiró del taxi porque el chofer le intentó “meter mano”

Foto: Archivo

Paró un taxi para dirigirse a la casa de su hermana pero, en el trayecto, el conductor quiso abusar de ella y terminó arrojándose del vehículo. Así lo declaró una joven de 17 años, que denunció el hecho en la seccional 9ª de Tucumán, Argentina

El episodio ocurrió el viernes a la madrugada. Según informó la Policía, la adolescente le hizo señas a un taxi que pasaba por Beruti al 200, a las 3.30. Antes de subir, el taxista argumentó que había “un problema” con el asiento de atrás y le pidió que ocupara el lugar de adelante, al lado del conductor.

La joven quería ir a la casa de una hermana, entonces subió y le pidió al taxista que la llevara a Jujuy y avenida Independencia. Sin embargo, al llegar a esa esquina el chofer no detuvo la marcha del Fiat Uno. La muchacha le reclamó y -según dijo- el hombre respondió tocando sus partes íntimas, sin detenerse.

El abuso continuó hasta que llegaron a Jujuy y Magallanes, donde un semáforo los detuvo y la joven aprovechó para abrir la puerta del taxi y tirarse al pavimento. Vecinos del lugar, que observaron la escena, corrieron a ayudarla.

De acuerdo a lo informado por la Policía, la adolescente sólo sufrió raspones en un brazo, una pierna y la cabeza, por lo que recibió las curaciones correspondientes en un CAPS de la zona y luego regresó a su casa.

En cuanto al conductor del auto, de 38 años, permaneció en el lugar hasta que llegaron los uniformados. Fue trasladado a la seccional 9ª, donde todavía permanece aprehendido por los delitos de abuso deshonesto y lesiones, tal como ordenó la fiscalía de Feria.

Contexto