Trucos antipereza

¿Cuántas veces has dicho que tu propósito de año nuevo será hacer ejercicio? ¿Cuántas veces has jurado que mañana mismo te inscribes al gimnasio? ¿Lo has cumplido? Si lo has hecho, ¡Felicidades! Ahora eres parte de las personas que gozan de los beneficios de ejecitar su cuerpo, publicó de10.com.mx

Entre ellos, mantener un peso saludable, aumentar la energía, el buen humor, la autoestima, la flexibilidad, la fuerza, evitar el estrés y a prevenir enfermedades. Así lo menciona midieta.com.

Pero si aún eres parte de la población que no hace ejercicio, no te preocupes más, en De10.mx sabemos lo difícil que es dar el primer paso, por lo que compartimos 10 tips antipereza para que te actives ya. Con información de yahoo.com y ar-revista.com.

1. Prueba, ensayo y error. Eso es lo que tienes que aplicar cuando se trata de deporte. Para encontrar el ejercicio que mejor se adapta a tus necesidades será probar. Toma en cuenta las cosas que te gustan y las que no, por ejemplo: ¿hacer deporte al aire libre o no? Si vas estableciendo lo que te agrada, no perderás tiempo ni dinero en una actividad que no favorece.

2. Define cuándo. El pretexto de no tiener tiempo para hacer ejercicio, es muy viejo. Se sincero contigo y reconoce que puedes hacer un esfuerzo y un tiempo para tu salud. La mañana, es la mejor opción para hacer actividades que requieren un poco más de intensidad, como puede ser el spinning; pero, si buscas relajarte, puedes practicar yoga o pilates durante la tarde-noche.

3. Sé realista. ¿A dónde quieres llegar? ¿Cuál es tu objetivo? Recuerda que no es lo mismo querer bajar un kilo a cinco, o sólo buscas firmeza. Define lo que quieres y evalúa tu desempeño después de cada sesión.

4. Busca apoyo. Un entrenador personal te ayudará mucho más a cumplir con tu objetivo, porque te motiva y además enseña y corrige. Así sabrás si lo estás haciendo bien o no. También puedes buscar ayuda de un familiar o amigo que se inscriba contigo al gimnasio, o que simplemente te acompañe a una buena caminata.

 

5. ¡Estírate! Si lo haces antes de iniciar cualquier ejercicio evitarás lesiones y ganarás flexibilidad, pero no sólo te estires para empezar a trabajar. Estírate desde el momento en que sabes que tienes que hacer ejercicio, para que te quites esa flojera que no te deja avanzar. Piensa que es mejor dos horas de deporte que dos kilos de panza.

6. No exageres. No necesitas más que 30 minutos diarios para ejercitarte de forma eficaz.

7. Consiéntete. ¿Por qué no recibir un pequeño regalo después del esfuerzo? Puedes consentirte con algún tratamiento de belleza, un masaje, sauna o hasta comprando ropa que te guste mucho para hacer ejercicio, y así motivarte. El chiste es hacerlo divertido.

 

8. Todo a su ritmo. Recuerda que hacer divertidas las actividades, harán que pasen más rápido y te sientas mejor. Además de formar una rutina adecuada para ti, busca alternativas como música motivante que te haga seguir adelante. Por ejemplo, los ritmos rápidos te inspirarán en actividades intensas, mientras que los lentos te servirán para calentar o relajarte.

 

9. Mantén el ánimo. No decaigas, los resultados no son de la noche a la mañana. Empieza bajo supervisión y trata de varias las actividades. Objetivos a corto plazo también te ayudarán.

10. Recompensa. Después de ir cumpliendo tus objetivos, puedes premiarte con una recompensa. No decimos que comas exageradamente después de una semana de dieta y ejercicio, pero tal vez puedas usar ese pantalón que tanto te gusta y hasta hace algún tiempo no te quedaba. Qué mejor recompensa, ¿no crees?