Chaderton dice que retomar relaciones con EEUU “no es cosa fácil”

AVN

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, encargado de dialogar con funcionarios del Gobierno de Estados Unidos para la normalización de las relaciones, afirmó hoy que ese proceso “no es cosa fácil”.

“Es un ejercicio de paciencia, de comunicación, pero se debe ser muy cauteloso”, indicó a Efe Chaderton, quien ha participado desde noviembre pasado en distintos contactos con el Gobierno de EE.UU. con el fin de mejorar las relaciones entre ambos Gobiernos.

El embajador dijo que ya ha sostenido algunos contactos este inicio de año con funcionarios estadounidenses que no identificó, aunque se excusó de dar detalles.

“No tengo autoridad para comentarlos, pero hay unos canales de comunicación. Ahora, no es cosa fácil”, apuntó.

Preguntado sobre el tono de las conversaciones, Chaderton se limitó a decir que “son comunicaciones”.

Y ante una posible recuperación de las relaciones diplomáticas en un corto o medio plazo, sólo dijo que “eso depende del desarrollo de las conversaciones”.

El pasado 17 de enero, el vicepresidente, Nicolás Maduro, subrayó en una entrevista con Efe que su país está dispuesto a tener las “mejores relaciones” con el Gobierno de Estados Unidos siempre que se basen en el respeto y la igualdad.

Bajo esa premisa, se iniciaron una serie de conversaciones entre ambos Gobiernos con la autorización expresa del presidente, Hugo Chávez, quien permanece hospitalizado en Cuba desde hace cerca de dos meses tras su cuarta operación de cáncer.

Chaderton dijo que no ha recibido instrucciones directas del mandatario sobre el asunto apuntando que éstas se han canalizado a través del vicepresidente, Nicolás Maduro, y del canciller, Elías Jaua, alegando que “no es necesario” porque “hay una línea de mando”.

Pese a que Estados Unidos sigue siendo el principal socio comercial del país caribeño, las lazos entre EE.UU. y Venezuela atraviesan uno de sus puntos más bajos desde que a finales de 2010 se quedaron sin embajadores en medio de acusaciones mutuas.

Venezuela retiró el plácet al que iba a ser el jefe de la misión estadounidense en Caracas por unas declaraciones polémicas ante el Senado de su país, mientras que EE.UU. dejó sin visa al de Venezuela en la capital estadounidense.

Posteriormente hubo tensiones por las sanciones del Departamento del Tesoro de EE.UU. a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) por sus relaciones con Irán y por la situación con el consulado de Venezuela en Miami, cerrado por Caracas desde hace un año tras la decisión de Washington de expulsar a la responsable de esa oficina. EFE