Con esta torta festejan la “torta” del 4F (fotomontaje Calavera)

El 4 de febrero de 1992 fue un golpe militar sangriento y alevoso. Atacaron con tanques la sede del gobierno legítimamente elegido en elecciones libres. Atacaron con fusiles la residencia del presidente Carlos Andrés Pérez dónde se encontraba su esposa, hijas y nietas. Tomaron guarniciones militares. Los golpistas fueron sometidos, arrestados y encarcelados. Luego todos fueron amnistiados. Amnistía que niegan a los presos políticos de hoy. Los golpistas de entonces hoy niegan su responsabilidad en aquel golpe que dejó decenas de muertos y centenares de heridos. Pretenden exculparse llamándolo “rebelión militar”. Como pretendan bautizarlo no oculta que aquella asonada fue un estruendoso fracaso. Una verdadera “torta”. Y es así como muestra caricaturista Calavera lo ilustra:  Con una torta hoy pretenden festejar los 21 años de aquella torta.