¿Pa dónde va la cosa con los dólares petroleros?, por @nancyarellano

Publicado en: Opinión

Algo podemos tener seguro: nada es seguro en estos momentos de incertidumbre. Desde la lógica dura y simple, el Estado venezolano sigue siendo el gran capitalista en este país, y lo es porque sencillamente es el gran productor de riqueza (bajo el esquema del rentismo) y las divisas que ingresan son producto -directa, indirecta o intermediada- de la industria petrolera estatal. Recientemente se aumentaron los porcentajes de aportes que PDVSA y las petroleras privadas destinan al fisco por concepto de ganancias “exorbitantes”; en resumen “La propuesta estipula que cuando el precio del barril de petróleo oscile entre los 55 dólares previstos en el presupuesto de 2013 y los 80 dólares, el impuesto que se destinará será del 20 %; entre 80 y 100 dólares el aporte será de un 80 %; entre 100 y 110 dólares, de 90 %;, y por encima de los 110 dólares será de 95 %.” Según indican las fuentes periodísticas.

¿Qué significa esto? Según señaló Rafael Ramírez “Lo que estamos haciendo básicamente es transferir una cantidad de las divisas que se iban al Fonden (…) directamente al Banco Central (…. y) tenemos entonces bolívares adicionales para atender los temas presupuestarios, desarrollo social y, por supuesto, lo necesario para que PDVSA atienda sus costos de operación y sus actividades normales”

¿Y qué es el FONDEN? El Fondo de Desarrollo Nacional creado en 2005 para “Apalancar la Recuperación Económica (real y Productiva)” e “Incrementar la Inversión Social” (¿Será que ya no necesitamos recuperación económica ni inversión social como lo manejaba el FONDEN?)

¿Qué cambia entonces? Pues que en vez de estar bajo la tutela del Ministerio del Poder Popular para las Finanzas (Giordani) van a distribuirse así: 383 millones de dólares a la Oficina Nacional del Tesoro (Claudia Díaz, Tesorera, para pagos del presupuesto, y actividades propias de este órgano independiente, pero adscrito al MPPF, al cual algunos han calificado de adolecer de un “parcial registro contable de los movimientos del Tesoro Nacional”). Otros 1.163 millones a PDVSA (que aseguran van a un tema operativo, de maniobra y también de desarrollo social, sin indicarse los programas o términos) y 1.422 a la caja de la estatal petrolera (no se señala para qué) y 2.470 para BCV (Merentes) para incrementar las reservas internacionales. Así mismo señalan que al haber mayores aportes al fisco “más recursos para desarrollo social” pero también se señala que “estamos convencidos de que el país genera todas las divisas que necesita para su funcionamiento” (¿El país o el petróleo? Y hago esta distinción no porque crea que el petróleo no es del país, sino porque el concepto de país debe superar a la simple visión de venta de “crudo”; sino que debemos comprender que el talento de nuestra gente supera a la mera industria petrolera aún y cuando sea diversificada tímidamente –cosa que ya no debería ser así-)

En resumen: mayor cantidad de bolívares para PDVSA y más dólares a BCV. Menos para FONDEN. Ramirez-Merentes Vs Giordani (Esto me parece interesante, ¿Por qué bajar los aportes al FONDEN?) ¿El tema social? Simplemente una mención “publicitaria” porque en todo caso FONDEN atendía de forma primaria sector productivo y social. Ahora PDVSA (que es una petrolera no un ministerio de desarrollo social, y nunca he entendido por qué se hace directamente por PDVSA la gestión social cuando hay estructuras del Estado dedicadas a ello) tendrá más fondos en bolívares, y BCV tendrá más divisas para ¿Desarrollo productivo? (para eso era FONDEN) ¿Entregar divisas a los sectores en constreñimiento producto de la escasez? (Habrá que verlo) ¿Estabilizar la devaluación de la moneda? ¿Estirar el periodo o muro de contención de una devaluación que parecía inminente? ¿Emisión de bonos? ¿Más divisas para SITME? ¿Reservas internacionales? (normales o “excedentarias”) Tampoco tiene mucha lógica las “excedentarias” porque ésas también iban al FONDEN.

Finalmente: Creo que estos movimientos hacen ver una línea trapífera-tibia que sigue sin solucionar los problemas estructurales de nuestra economía; ésos que seguimos sin enfrentar. ¿Estrategia pre-electoral? o sólo “sobrevenida”… Creo que sería bueno dejar de una vez de “jugar” a la economía-sociocapitalistoide… y empezar en serio a controlar el necesario desarrollo de una política económica saludable, sostenible, sustentable y, por supuesto, realmente inserta -desde la venezolanidad- en las dinámicas complejas de mercados reales internacionales y de avances tecnológicos; sin quedar al desnudo frente a cualquier “volatilidad” del mercado corporatista transnacional o de la “política” interna de grupos de poder… ¿Cuándo será?
Tenemos varias deudas pendientes en materia económico-social: 1)Soberanía Alimentaria 2) Estabilización de la inflación 3)Moneda “fuerte” 4)Investigación y Desarrollo 5)Una diversificación económica 6)Movilidad social por crecimiento de las capacidades de nuestros compatriotas 7)Un Estado RESPONSABLE del manejo de los dineros públicos… en fin, un país que sea para vivirlo, para disfrutarlo, para descubrirlo… igualdad de oportunidades en igualdad de condiciones: DEMOCRACIA SOCIAL, ESTADO DE DERECHO Y DESARROLLO SOSTENIBLE Y SUSTENTABLE.

www.nancyarellano.com
[email protected]

Comments are closed.