Alicia La Rotta: Grupo Blohm: Trayectoria de trabajo y arraigo en Venezuela

Las ferreterías EPA junto a las tiendas BECO son dos de las empresas más conocidas del Grupo Blohm (foto AVN)

Este es la primera entrega de una serie de artículos de la periodista Alicia La Rotta sobre los grupos empresariales en Venezuela que han sobrepasado el centenar de años de actividad. 

Grupo Blohm: Trayectoria de trabajo y arraigo en Venezuela

Hace 184 años que se estableció la familia Blohm en Venezuela. De origen alemán y reputación honorable, comenzaron una tradición de trabajo y eficiencia. De generación en generación han sabido crear nuevas oportunidades para sus descendientes y empleados, y aún continúan trabajando y desarrollando nuevos puestos de trabajo en el sector industrial, automotriz, ferretero, detal entre otros, que favorecen a la economía venezolana en la actualidad.  Hoy, este grupo de empresas encabezado por Henrik Blohm y Eduardo Blohm son una referencia de progreso, inspiración y proyección.

Los inicios

El primer Blohm, Georg Friedrich (1801-1878), llegó en 1829 a Angostura (actual Ciudad Bolívar) para luego establecerse en La Guaira en 1834. Originario de Hamburgo, desde joven obtuvo experiencia en el área comercial y conocimientos prácticos, primero en Alemania y después en Saint Thomas, una isla que tenía excelente relación comercial con Venezuela.

Georg F. comenzó como emprendedor con la firma Overmann, Blohm & Cía, que más adelante se trasformaría en otra sociedad conocida como Blohm & Co.

Debido a la expansión económica creciente en Angostura, desde 1838 hubo presencia de representantes consulares para varias ciudades alemanas con intercambio comercial importante en la zona. Y Georg F. fue nombrado cónsul de Hamburgo, por su reputación de altamente competente,  confiable y contar con valiosas relaciones tanto a nivel nacional como internacional.

Para esa época se inició la más importante inmigración de comerciantes alemanes a Venezuela, convirtiendo a Georg F. Blohm en líder de las casas comerciales extranjeras y expandiendo prosperidad y crecimiento económico a todas las ciudades donde fueron abriendo sedes.

Las casas de comercio Blohm continuaron funcionando de manera exitosa bajo la dirección de la segunda generación, con los hijos de Georg F., Georg Heinrich (1835-1909) y Ludwig Friedrich (1837-1911),  en el campo de las exportaciones hacia Europa. Su mística que perdura hasta nuestros días ha sido crecer cultivando una forma de trabajo eficiente y próspera, beneficiando a las comunidades y colaborando en el desarrollo de la economía local. La trayectoria de las casas Blohm ha sido orgullo para todas las generaciones educadas bajo principios éticos y preparadas para trabajar con compromiso y honorabilidad.

Luego de años de trabajo y esfuerzo, las actividades comerciales lograron sobrevivir a las crisis más duras de la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Con una inmensa presión a las casas alemanas de parte de los gobiernos aliados (en este caso venezolanos con norteamericanos y británicos), la familia Blohm logró a través de intensas negociaciones salir de las Listas Negras que incluían a las empresas alemanas en el país. De esta manera a pesar de la recesión del momento, la situación económica de la empresa poco a poco fue saliendo del estancamiento y evolucionar con el apoyo moral de sus empleados.

Aunque no pudieron evitar la disolución de la firma Blohm & Co., por presiones políticas exteriores durante la Segunda Guerra Mundial, unos meses después constituyeron la Compañía BECO, Sucesora de Blohm & Co., con participación en ese momento de capital venezolano y norteamericano, además de la suma nuevos socios, y siempre contando con el apoyo de sus empleados quienes también aportaron el nombre BECO.

Ya en la cuarta generación de la familia, se destaca el espíritu emprendedor y carismático de Ernesto Federico Blohm, conocido como Don Ernesto, quien lideró BECO desde 1945 hasta su fallecimiento en 1970. Un hombre visionario, modesto y pionero del desarrollo de los centros comerciales y gran promotor de modernos métodos de las ventas al detal.

Sirviendo al prójimo” es la frase que mejor resume la vida útil y de trabajo de Ernesto Federico Blohm”, en palabras de su hijo Henrik Blohm (2006).

Los tiempos fueron cambiando, la familia creciendo, los sistemas de gerencia evolucionando y también las industrias en las que decidieron incursionar. Hoy en día, la presencia empresarial del Grupo Blohm abarca múltiples sectores, con una integración tanto vertical como horizontal de sus negocios ajustada con excelencia. Un fuerte grupo económico que ha sabido amoldar su estructura en cada tiempo y circunstancia que le ha tocado participar y ha sabido mantener su imagen como un ente empresarial de muy bajo perfil público.

Su actual dirección encabezada por Henrik y Eduardo Blohm son un ejemplo a seguir no solo desde el punto de vista de los negocios sino también desde lo social, cultural, filantrópico y familiar.

_________

 

ALRM / Periodista