En supermercados del Gobierno tampoco se consigue harina, ni azúcar ni pollo

Hay personas que visitan estos locales pensando que van a encontrar todo (Foto El Carabobeño)

El pollo, la harina de trigo y el azúcar siguen siendo los alimentos de la cesta básica que aún continúan escasos, no sólo en los supermercados de la empresa privada, sino también en los dependientes del Gobierno nacional, informa El Carabobeño.

Mariangie Tarazona / Mariangel Fajardo /El Carabobeño

A pesar de las fallas presentadas en estos rubros, los establecimientos de la Red Mercal y Bicentenario están abastecidos con el resto de los productos que igualmente dejaron de estar en anaqueles como la harina precocida, el aceite, la mantequilla y los artículos de higiene y limpieza como el papel higiénico, la crema dental y algunos desinfectantes.

Agustino Pérez, consumidor, comentó que independiente del mercado, el desabastecimiento se da por muchos factores, ya sea por la producción, acaparamiento o ineficiencia. Resaltó que la falla también está atacando a estos locales administrados por el Ejecutivo. “Este supermercado está igual que los privados” contó María de la Roca quien se encontraba en el Bicentenario de la avenida Bolívar. Indicó que hay personas que visitan estos locales pensando que van a encontrar todo, pero resulta que no lo consiguen.

Específicamente en este establecimiento, se constató que las neveras donde se conserva el pollo estaban vacías, sólo había pescado y uno que otro tipo de carnes. En los pasillos, los consumidores extrañados preguntaban a los trabajadores sobre el azúcar y la harina de trigo, pero les informaron que ambos rubros tenían tiempo que no lo despachaban.

Largas colas para adquirir productos

Sorpresivamente el martes llegó un camión de alimentos para el local de la Red Mercal en la urbanización Paramacay en Naguanagua. Para comprar, las personas tuvieron que hacer largas colas.

Al igual que el resto de los supermercados privados, en este Mercal también se limita la venta de un artículo por persona para evitar la escasez y el acaparamiento. Vitoria de Mejías, consumidora, explicó que en este establecimiento hay una particularidad y es que si una persona viene a comprar cualquier alimento y va al siguiente día a adquirir el mismo, no se lo venden, sino después de tres días. “Cuando uno se entera que están abasteciendo inmediatamente se hace la megacola”.

CLEC: No hay desabastecimiento

El Consejo Legislativo del Estado Carabobo (CLEC) rechazó las recientes declaraciones de Fedecámaras sobre un supuesto desabastecimiento.

Blanca Bustamante, presidenta de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Económico del CLEC, manifestó que gracias al plan estratégico que el Gobierno nacional ha establecido a través de la Red de Mercal, Pdval, Industrias Diana, Abastos Bicentenarios se garantiza la seguridad alimentaria de los venezolanos.

La diputada aseguró que Fedecámaras genera esta matriz de opinión para escasear los productos de consumo masivo como la mantequilla, la harina y el arroz para obtener divisas.