Cachemira arde en protestas por ejecución de un islamista (Imágenes)

 

 

Un militante separatista condenado a muerte por su participación en el sangriento ataque islamista contra el Parlamento de Nueva Delhi en diciembre de 2001, fue ahorcado este sábado, indicó el ministro de Interior.

Mohammed Afzal Guru, antiguo frutero, fue ejecutado a las 07H30 (02H00 GMT) en la cárcel de Tihar, en las inmediaciones de Nueva Delhi, tras ser rechazada su solicitud de gracias por el presidente indio, Pranab Mukherjee, declaró a la AFP el ministro de Interior, R. K. Singh.

Guru fue condenado por complicidad como conspirador y por haber albergado a militantes islamistas que el 13 de diciembre de 2001 atacaron el Parlamento federal en Nueva Delhi con un balance de 14 muertos, ocho policías, un jardinero y cinco asaltantes. Un periodista herido falleció unos meses después.

Guru era miembro del grupo islamista prohibido Jaish-e-Mohammed, que se enfrenta a la administración india en la región dividida de Cachemira, donde el conflicto separatista ha dejado unos 100.000 muertos desde el inicio de la insurrección en 1989, según las organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Por temor a desórdenes en las región separatista de la Cachemira india, fue decretado toque de queda en varias partes de dicha región. La principal ciudad, Srinagar, fue cerrada por las fuerzas de policía tras la ejecución del separatista.

Como medida preventiva, el Gobierno indio ha impuesto desde primera hora de la mañana el toque de queda en las principales localidades ubicadas cerca de la frontera entre India y Pakistán, en el estado de Cachemira, en vistas a los posibles disturbios que podrían ocasionarse ante la inminente ejecución de Guru. A dicha medida se ha sumado el despliegue de cientos de soldados indios, según Reuters.

Grupos armados que operan en la región de Cachemira han advertido en reiteradas ocasiones de que atacarían en caso de que Guru fuera ejecutado. De hecho, el ministro principal indio-cachemir, Omar Abdulá, ha vaticinado en que el ahorcamiento de Guru podría tener graves repercusiones, según ha informado la cadena india NDTV.

Guru es el segundo reo de muerte ejecutado desde 2004.

El otro fue el único agresor sobreviviente de los ataques islamistas de Bombay en 2008 (166 muertos), el paquistaní Mohammed Ajmal Kasab, el pasado 21 de noviembre.