Cientos de personas despiden a víctima de la violación colectiva en Sudáfrica

Cientos de personas despidieron hoy en la provincia sudafricana del Cabo Occidental (suroeste) a la menor asesinada en una violación colectiva que ha provocado indignación y consternación en el país austral.

Familiares, amigos y cientos de vecinos conmocionados por el caso asistieron hoy a un emotivo funeral celebrado en la Iglesia Holandesa Reformada de la ciudad de Bredasdorp, donde el pasado fin de semana tuvo lugar la violación.

“Ninguna comunidad o Gobierno puede permitir que cosas como esta les pasen a nuestras mujeres”, dijo el reverendo que ofició la ceremonia ante el ataúd blanco, según informa la emisora de radio “Eyewitness News”.

Anene Booysen, de 17 años, fue salvajemente violada por varios hombres en las instalaciones de una obra de la ciudad de Bredasdorp.

Poco tiempo después, el vigilante de seguridad de la obra encontró en estado muy grave a la joven, que murió en el hospital por las heridas causadas por sus agresores.

La violación y posterior muerte de Booysen han llevado a la sociedad civil sudafricana a clamar contra la permisividad social contra los crímenes sexuales en el país austral, calificado por la Interpol de “capital mundial” de las violaciones, donde se estima que cada 17 segundos una mujer es agredida sexualmente.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, pidió en un comunicado las “penas más duras” para los violadores de Booysen, y numerosos colectivos cívicos, profesionales y políticos han exigido a la sociedad tolerancia cero con las agresiones sexuales.

Una ola de furia e indignación similar recorrió la sociedad india el pasado mes de septiembre, tras la muerte de una joven de 23 años en una violación colectiva en Nueva Delhi.

Miles de personas se manifestaron para mostrar su rechazo a las violaciones y pedir la pena de muerte para los violadores. EFE