Cámara Inmobiliaria: Ningún país que esté bien económicamente necesita devaluar

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini Pietri, señaló que la devaluación anunciada por el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, es la consecuencia de la política centralizadora, partidista, y excluyente del Gobierno, que ha disminuido la producción nacional e incluso ha afectado el principal ingreso de divisas de Venezuela, como es la industria petrolera, llevando al país a una urgencia monetaria. “Los venezolanos estamos pagando justos por pecadores, y ahora es tiempo de enmendar”, enfatizó Martini Pietri.

Destacó el presidente del gremio inmobiliario que esta devaluación, que significa pasar de pagar Bs.4,30 a Bs.6,30 por dólar estadounidense, afecta directamente el bolsillo de los venezolanos ya que causará más inflación. Ante ello, y entendiendo que la devaluación era algo “inevitable” debido a las políticas del Gobierno, el sector privado, especialmente el de la promoción de viviendas, está preparado para asumir el reto de incrementar la producción y así llevar bienestar real a la sociedad, dijo Martini Pietri.

“Ningún país que esté bien económicamente necesita devaluar su signo monetario, eso es así. Es obvio que urgen políticas más completas para sanar la economía venezolana. ¿Qué nos ha llevado hasta este punto? Anteriormente las empresas básicas de Guayana podían exportar sus productos, hoy en día ni siquiera pueden abastecer el mercado nacional. Nuestra industria petrolera, el principal ingreso de dólares que tiene el país, ha mermado también en su producción. Lo otro que afecta, y eso es harto conocido por toda la población, es que parte importante de los recursos del Estado son destinados a actividades no productivas, entre ellas la propaganda política”, explicó Martini Pietri.

De acuerdo con Martini Pietri, la mejor solución para que todo el país “unido y en paz” pueda salir de esta crisis es apostando al crecimiento de la producción nacional, tanto privada como pública.

“Todos los sectores están deprimidos por las políticas confiscatorias, por las expropiaciones, por las leyes burocráticas y partidistas, por la misma falta de divisas para importar materiales necesarios. ¿Cómo vamos a diversificar la economía si no se permite el emprendimiento económico y empresarial? ¿Cómo vamos a tener nuevas fuentes de ingreso de divisas distintas al petróleo para evitar nuevas devaluaciones? Tenemos que empezar por revisar todos estos obstáculos para el desarrollo productivo, tenemos que generar confianza y garantizar la seguridad jurídica de las inversiones”, expresó el presidente de la Cámara Inmobiliaria.

En cuanto al sector inmobiliario, Aquiles Martini Pietri declaró que la devaluación impacta también en las aspiraciones de vivienda de la población. “Reconocemos el esfuerzo de la Misión Vivienda, pero recordamos que el propio Gobierno dijo que hacen falta 2.7 millones de viviendas, y eso sin contar el aumento de la población en los siguientes años. Todavía hay miles de damnificados que desde hace mucho tiempo esperan viviendas, y con la devaluación y el efecto inflacionario sus vidas serán más difíciles. Ahora, más que antes, es necesaria la participación del sector privado, que no la han permitido por razones políticas. Solo con el trabajo conjunto entre las empresas y el Estado se podrá agilizar la construcción de viviendas, lo que impulsará a su vez el trabajo en otros sectores vinculados. Con una política amplia de apertura económica y productiva podemos superar los problemas de Venezuela”, afirmó Martini Pietri.

Puntualizó que las políticas económicas que tome el Gobierno deben tener como fin el bienestar de todo el pueblo venezolano, y que si fue necesario realizar una devaluación por un déficit monetario, esa decisión debe estar acompañada de otras que eliminen las causas del déficit.