Trabajador fue asesinado frente a su hijo de cuatro años

(foto archivo)

De dos disparos en la cabeza y en presencia de su hijo de 4 años de edad, fue asesinado este jueves Ibrahim Torres, de 52 años de edad, cuando en horas de la tarde retiraba a su pequeño del preescolar Araguaney, ubicado en la calle 1º de Mayo del barrio Campo Rico, en Petare. diariolavoz.net

Torres llegó al centro educativo a buscar a su hijo en su motocicleta para llevarlo a su vivienda en el barrio La Luca de la avenida Rómulo Gallegos. Delincuentes lo sometieron para robarle su moto Suzuki DR 650 cuando estaba detenido colocándole el casco al niño para subirlo al vehículo. Presuntamente opuso resistencia y le dispararon.

El motorizado murió en el sitio y las maestras del preescolar se hicieron cargo del niño hasta que llegó su familia. Ese era el primero y único hijo de los padres. El hombre tenía 30 años laborando para una agencia de turismo con sede en La Castellana donde era jefe de un departamento.

La esposa de la víctima es enfermera y trabaja en una clínica en Valencia. Mariana Rodríguez dijo que en estos días su esposo la llamó para que pagara la guardia del día domingo a fin de pasar juntos el Carnaval.
En la semana ella se quedaba en una residencia de Flor Amarillo en Valencia. Dijo que el niño estaba muy apegado a su padre. “En este momento hay muy pocos padres como él. Daba la vida por su hijo”.

En relación a la inseguridad, Rodríguez dijo que es lo que tenemos, es el día a día de los que salimos a trabajar, de los que nos ganamos la vida todos los días”. De lo ocurrido a su esposo que se habría negado a entregar la moto, indicó “me imagino que fue la reacción delante del niño”. Gracias a Dios el niño salió ileso”.

Contó que cuando vio en los medios de comunicación la muerte del hijo de Claudio Fermín le dijo a su esposo “cuídate mira como están matando a la gente. Si te asaltan entrega todo lo que tengas.” Dijo que Torres era excelente padre y esposo “era todo para el niño y para mí y me lo quitaron”.