“Argo”, Bafta a la mejor película y mejor director para Ben Affleck

EFE

El filme “Argo” de Ben Affleck consiguió esta noche los premios más importantes de la Academia del Cine Británico (Bafta), los de mejor película y mejor director, a solo dos semanas de que se entreguen los Óscar de Hollywood.

La gran gala del cine británico, celebrada en el majestuoso Royal Opera House de Londres, otorgó sus premios anuales en una gala en la que la superproducción “Lincoln” de Steven Spielberg, que tenía diez candidaturas, solo obtuvo el premio al mejor actor para el británico Daniel Day-Lewis.

“Argo”, la tercera película que dirige el actor Ben Affleck, ganó además el premio al mejor montaje, hasta conseguir un total de tres premios de los ocho a los que era candidato.

Los Bafta estuvieron muy repartidos y fue el musical “Les miserables” el que obtuvo un mayor número de premios, un total de cuatro, si bien para categorías inferiores (maquillaje, sonido, actriz secundaria y diseño de producción).

Como mejor actriz fue reconocida la francesa Emmanuelle Riva, de 85 años y que saltó al estrellato por “Hiroshima mon amour” (1959), por su papel desgarrador en la película “Amour” del austríaco Michael Haneke, también ganadora del premio al mejor filme en habla no inglesa.

El español Javier Bardem se quedó sin lograr un segundo Bafta como mejor actor secundario por “Skyfall” al recaer ese galardón en el austríaco Christoph Waltz por “Django Unchained” de Quentin Tarantino, director que se alzó además con el premio al mejor guión original por ese “spaguetti Western”.

No fue el único austríaco ganador de la noche pues el director Michael Haneke se llevó uno de los premios “cantados”, el de mejor película de habla no inglesa, por la historia de amor “Amour”, protagonizada por los veteranos Jean Louis Trintignant y Emmmanuele Riva.

Anne Hathaway fue la ganadora del Bafta a la mejor actriz secundaria por su papel en el musical “Les miserables” y para ello se impuso a una veterana Judi Dench que actuó por última vez como “M” en “Skyfall”, la última cinta de la saga James Bond, galardonada además como mejor película británica.

La trepidante aventura de 007 logró además un Bafta menor, el de mejor banda sonora original.

Entre las sorpresas de la noche, la comedia “Silver Linings Playbook”, una historia de amor protagonizada por un esquizofrénico y una chica peculiar, logró el Bafta al mejor guión adaptado, por delante de las grandes favoritas, “Lincoln” y “Argo”, que partían con diez y ocho candidaturas, respectivamente.

“Life of Pi” de Ang Lee, que optaba a nueve premios, se tuvo que conformar con dos menores: efectos especiales y fotografía.

La gran gala del cine británico, a solo dos semanas de que se entreguen los Óscar de Hollywood, reunió en Londres a una impresionante constelación de estrellas que tuvieron que desfilar por la alfombra roja bajo una incesante lluvia y una temperatura de apenas cero grados. EFE