Cuba incautó tres toneladas de drogas en 2012, la mayor parte en el mar

REFERENCIAL/ ARCHIVO

Cuba incautó en 2012 tres toneladas de drogas, principalmente en paquetes arrojados al mar por narcotraficantes que llegan flotando a sus costas, informó este lunes el diario oficial Granma.

“En 2012 se aseguraron nacionalmente 3.045 kg de drogas: 2.997 kg de marihuana, 43 kg de cocaína, 2 kg de aceite de hachís y pequeñas cantidades de otras sustancias ilícitas”, señaló el periódico.

Indicó que “las mayores ocupaciones (decomisos) fueron por concepto de recalos” (paquetes con drogas que llegan flotando a las costas), y precisó que la cantidad de droga decomisada en 2012 es un tercio que la detectada en 2011.

Cuba se encuentra en el centro de las rutas aérea y marítima de la droga de Suramérica hacia Estados Unidos. Aviones procedentes del sur lanzan al mar al norte de la isla paquetes que son recogidos por botes de narcotraficantes para ser llevados a Estados Unidos.

Algunos de esos fardos no son localizados o, luego de ser recogidos por las embarcaciones, son lanzados de nuevo al mar ante la presencia de guardacostas de Estados Unidos o Cuba y llegan flotando hasta la isla, algo que los cubanos denominan “recalos”.

“En 320 hechos (recalos) se aseguraron 2.961 kg de marihuana, cifra muy inferior a los 8.508 kg incautados por esa vía” en 2011, mientras que en los aeropuertos de la isla se confiscaron otros “42 kilogramos de drogas”, de ellos “33,6 kg de cocaína” y “7,4 kg de marihuana”, dijo Granma.

Destacó que en 2012 “se capturó una lancha rápida al norte de la provincia (oriental) de Camagüey, con cuatro bahameses a bordo, quienes habían participado en el lanzamiento de un cargamento de drogas al mar”.

Además, en los aeropuertos cubanos fueron detenidas otras 69 personas, entre ellas “21 extranjeros”, por narcotráfico internacional.

Granma dijo que fueron confiscados “25 kg de drogas a personas inescrupulosas que trataban de traficarlas dentro del país y fueron condenadas por narcotráfico “628 personas, 273 a penas que oscilan entre seis y 10 años” de cárcel.

Al asumir la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Chile el 28 de enero, el presidente cubano Raúl Castro llamó a combatir el narcotráfico y subrayó que en la isla “no hay droga”, a pesar de estar ubicada en las rutas de los narcotraficantes.

Las autoridades cubanas afirman, además, que “el abuso de drogas no constituye un problema de salud” pública en la isla.

AFP