El secretario de Juan Pablo II cree que “de la cruz no se desciende”

Archivo

El arzobispo de Cracovia y secretario de Juan Pablo II durante casi 40 años, Stanislaw Dziwisz, recordó hoy que el Papa polaco “guió la Iglesia hasta el final” y llevó su Pontificado hasta el último aliento “gracias a su fe” y a su convencimiento de que “de la Cruz no se desciende”.

“Yo estaba con él (Karol Wojtyla) cuando su corazón dio el último latido, cuando en el monitor pudo verse que su corazón se detuvo”, explicó Dziwisz cuando prensa local le preguntó sobre la última etapa de Juan Pablo II como Pontífice.

Dziwisz no quiso valorar el Pontificado de Benedicto XVI, argumentando que aún es “demasiado pronto”.

“Gracias a Dios porque después del pontificado de Juan Pablo II hemos tenidos a un gran Papa con un cariño excepcional hacia el pueblo polaco”, añadió.

Para el Arzobispo de Cracovia Karol Wojtyla fue quien “abrió la Iglesia al mundo y el mundo a la Iglesia”, mientras que Benedicto XVI supo profundizar en la vida espiritual de la Iglesia, donde “ha desempeñado un papel muy importante”.

“Él guió a la Iglesia de Cristo después de la partida del Papa Juan Pablo II, y lo hizo con gran cuidado y sabiduría gracias a su gran capacidad intelectual, además de con una profunda fe”, dijo. EFE