Cardenal Urosa Savino tiene la posibilidad de ser Papa

Foto Diócesis

“A todos nos ha sorprendido la noticia de la dimisión del Papa, que fue anunciada este lunes a las 11:45 de la mañana hora del Vaticano luego de haber convocado a un consistorio para pedir el voto de los Cardenales para la canonización de tres nuevos beatos pero también leyó un breve discurso donde decía que él anunciaba que el próximo 28 de febrero a las 8 de la noche entrega su dimisión”, así manifestó monseñor Mario Moronta Rodríguez, Obispo de la Diócesis de San Cristóbal referente a la renuncia del Papa Benedicto XVI al Pontificado.

Moronta señaló que “lo más probable es que en los próximos días el Papa nos dé una explicación más detallada, pero aquí considero que lo más importante es su edad y la pérdida de fuerza, vigor; en las últimas semanas se le veía con dificultades para caminar; no ha perdido la cabeza es un hombre que sigue con ideas muy lúcidas y claras”.

Resaltó el monseñor Moronta que “esto representa para la Iglesia un acto de seriedad, responsabilidad y valentía del Papa, porque siendo uno de los hombres más inteligentes de la Iglesia quien tuvo que haber pensado mucho esta decisión con reflexión y oración mirando el bien para la Iglesia como lo señaló en su discurso”.

No hay motivo serio de salud, solo por la pérdida de vigor, no de capacidades para poder dirigir a la Iglesia en este momento tan importante y tan difícil cuando hay tantos problemas en el mundo, agregó.

Son 118 los Cardenales que irán al cónclave que representan las diversas partes del mundo, todos tienen la posibilidad de suceder a Benedicto XVI. Por Venezuela va el cardenal Urosa Savino, “los cardenales cuando eligen lo hacen inspirados por el Espíritu Santo, y será el mismo Espíritu quien equivale la balanza a quien se considere que debe ser el Papa”.

Indicó que el Papa se retirara el 28 de febrero a Castelgandolfo y que luego de la elección del nuevo Papa se retirara a un monasterio, esto según indicaciones de la sala de prensa del Vaticano. Mientras todo el Colegio Cardenalicio lleva las riendas para los asuntos más urgentes de la Iglesia.

Enfatizó que hace 548 años que no se presentaba una renuncia de un Papa, ha habido incluso momentos más difíciles dentro de la Iglesia pero siempre se ha sabido superar estas coyunturas. Hoy se actúa con una gran libertad afortunadamente gracias al esfuerzo de los últimos Papas, las próximas semanas serán como cuando murió Juan Pablo II pues nos dolió mucho y luego viene la incertidumbre.

“No hay que pensar que el nuevo Papa va a venir a destruir la labor de los Papas anteriores, tendrá un otro estilo, tendrá que enfrentarse a situaciones novedosas que se han venido definiendo”, subrayó.

El Obispo de San Cristóbal invitó a los feligreses a orar por el Papa Benedicto XVI, pidiéndole a Dios para que lo premie con fuerza y vigor para que le de fuerza en lo que le queda de vida, “pedirle a Dios que incluso en la liturgia se hace una oración para la elección del Papa y que el Espíritu Santo ilumine a los Cardenales y a toda la Iglesia para que haya el Papa según el interés de Dios”.

Finalmente, monseñor Moronta definió al Papa Benedicto XVI como un hombre sencillo, muy sensible a los problemas humanos, con una gran capacidad en la toma de decisiones y sobre todo un hombre de santidad. “En varias oportunidades tuve la oportunidad de hablar con el Papa personalmente y siempre mostró una gran sensibilidad hacia la Iglesia en Venezuela”.

Prensa Diócesis