Ausencia de equipos de relevo prolonga fallas en Bauxilum

Correo del Caroní no pudo cubrir la protesta porque se le impidió el paso al portón. Foto José Leal/Archivo

La falta de repuestos y equipos en CVG Bauxilum no sólo impide poner en servicio la segunda etapa de producción de alúmina, paralizada desde hace siete meses aproximadamente. La carencia de repuestos también imposibilita solventar con rapidez las fallas que se presentan de forma intempestiva, así lo informó la periodista María Ramírez Cabello de Correodelcaroní.com

 

[email protected]

El secretario del Sindicato de Profesionales de CVG Bauxilum (Suprobaux), Antonio Rivas, manifestó que la obstrucción de las líneas que alimentan a los calcinadores de la planta de alúmina por fallas en los filtros, registrada el sábado, es inevitable.

“Bauxilum tiene dos etapas, son como dos carros idénticos que operan a la misma velocidad. Cuando tienes un problema como éste empiezas a alternar, pero como la otra línea está parada y los equipos de relevo no existen, cualquier colapso de un equipo genera una paralización”, señaló.

En estos casos, explicó, hay que bajar los niveles de producción “para evitar que siga deteriorándose el proceso”.

Obstrucción de líneas

El área de calcinación de la planta de alúmina se paralizó a las 8:00 de la noche del sábado por la obstrucción en las líneas que alimentan a los calcinadores y por las cuales fluyen los hidratos de aluminio que, una vez calcinados, se convierten en alúmina, grado metalúrgico.

La obstrucción fue atribuida a problemas técnicos de los filtros del área 44 y la paralización del área de calcinación interrumpió por al menos 19 horas la producción de alúmina, afectando los inventarios del insumo que se suministra a las reductoras Venalum y Alcasa.

La producción de alúmina se reanudó a las 3:00 de la tarde del domingo, cuando pudieron drenarse las líneas obstruidas.