Obama pide al Congreso una ley de reforma migratoria en los próximos meses

(Foto Afp)

El presidente Barack Obama pidió este martes al Congreso que le envíe “en los próximos meses” una ley de reforma migratoria, que incluya una vía hacia la ciudadanía para los once millones de indocumentados en Estados Unidos, en su discurso del estado de la Unión.

(Foto Reuters)

El mandatario aplaudió los esfuerzos bipartidistas iniciales en el Congreso para trabajar hacia una ley migratoria. “Sabemos lo que hay que hacer. (…) Pues bien: ¡acabémoslo de hacer!”, dijo Obama.

Armas

Las víctimas de violencia por tiroteos merecen ver aprobadas en el Congreso los proyectos de ley que proponen normas más estrictas para el control de armas de fuego, dijo el presidente Barack Obama el martes, en referencia a la reciente serie de masacres en Estados Unidos.

“Sé que ésta no es la primera vez que en este país se ha debatido la manera de reducir la violencia armada. Pero esta vez es diferente”, dijo Obama a los legisladores en su discurso del Estado de la Unión. “Cada una de estas propuestas merece un voto en el Congreso”, indicó.

Irán

El presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo a los líderes iraníes el martes que había llegado el momento que pongan fin al controvertido programa nuclear del país, apenas dos semanas antes de nuevas conversaciones con las potencias mundiales.

“Los líderes de Irán deben reconocer que ahora es el momento para una solución diplomática, ya que una coalición se mantiene unida para exigir que cumplan con sus obligaciones” internacionales, dijo Obama en su discurso del Estado de la Unión.

Afganistán

La guerra llevada adelante por Estados Unidos en Afganistán terminará a finales de 2014, prometió el presidente Barack Obama el martes, diciendo que otros 34.000 soldados estadounidenses regresarán a casa durante el próximo año.

“Esta reducción (de tropas) va a continuar. Y para fines del próximo año, nuestra guerra en Afganistán habrá terminado”, dijo Obama en su informe anual del estado de la Unión.

Corea del Norte

El presidente Barack Obama prometió el martes tomar “medidas firmes”, junto a aliados de Estados Unidos, en contra de las “provocaciones” de Corea del Norte después de que el estado comunista llevó a cabo su tercer ensayo nuclear.

“Las provocaciones del tipo que vimos anoche (lunes) sólo les aislarán aún más, ya que junto a nuestros aliados, fortaleceremos nuestra propia defensa antimisiles y lideraremos al mundo en la adopción de medidas firmes en respuesta a esas amenazas”, dijo Obama en el Congreso.

Comercio EEUU y Europa

El presidente Barack Obama declaró el martes que Estados Unidos y Europa pondrán en marcha las conversaciones sobre lo que sería la mayor zona de libre comercio del mundo, y que uniría a ambos bloques.

“Esta noche estoy anunciando que vamos a poner en marcha las conversaciones sobre una amplia zona transatlántica de comercio e inversiones con la Unión Europea, porque el comercio que sea libre y justo a través del Atlántico apoyará millones de empleos bien remunerados para estadounidenses”, dijo Obama en su discurso sobre el estado de la Unión.

Más temprano

El presidente Barack Obama prometerá este martes reactivar el “motor” de la economía estadounidense, en su discurso sobre el estado de la Unión ante el Congreso enfocado en la creación de empleo, pero que también defenderá reformas clave, como la migratoria.

“Es obligación de nuestra generación arrancar nuevamente el verdadero motor del crecimiento económico de los Estados Unidos, que es una clase media próspera y creciente”, dirá Obama, según extractos adelantados por la Casa Blanca del discurso, previsto a las 21H00 locales (02H00 GMT del miércoles).

“No es un gobierno más grande lo que necesitamos, sino un gobierno más sensato que establezca prioridades y que invierta en un crecimiento generalizado”, señalará el mandatario, que presentará nuevas iniciativas que, a su juicio, no requerirán de gastos presupuestarios adicionales.

El mensaje le servirá a Obama, apenas a tres semanas de haber asumido su segundo mandato de cuatro años el 20 de enero, para delinear las prioridades del gobierno en el contexto de una economía que aún puja por recuperarse de la peor crisis en décadas y un alto desempleo de 7,9%.

Las palabras del mandatario tendrán más urgencia, dado que el 1 de marzo entrarían automáticamente en vigor recortes de envergadura, una nueva amenaza sobre la economía, a menos que republicanos y demócratas lleguen a acuerdos.

Obama insistirá en más impuestos a los ricos junto a inversiones en infraestructura, educación y energías “verdes”, en un mensaje que ofrecerá ante un Congreso dividido, con la Cámara de Representantes en manos republicanas, representantes de los otros poderes, y que será seguido por millones de estadounidenses.

Pero en su discurso, de alrededor de una hora de duración, Obama no dejará de lado temas que transformó en prioritarios no bien empezó su segundo mandato, como el control de las ventas de armas, tras una matanza de niños en Connecticut en diciembre, y una reforma migratoria integral.

Legalizar a once millones de personas

Luego de unas elecciones en noviembre que demostraron el creciente poder del voto de los hispanos, la primera minoría del país, Obama ha recrudecido su lucha por una reforma migratoria, que incluya una vía hacia la ciudadanía para los más de once millones de indocumentados en el país, la mayor parte de ellos latinoamericanos.

Mientras un grupo bipartidista de ocho senadores alcanzó un acuerdo de principio para tratar la reforma en el Congreso, los republicanos en la Cámara de Representantes aún no están muy convencidos.

En el marco de su estrategia de viajar por el país para abogar por sus iniciativas, Obama dio un discurso el 29 de enero en Las Vegas, Nevada (oeste), para defender la reforma, que quiere concretar este mismo año.

Como una señal, en el Congreso, entre los invitados al palco de la primera dama, Michelle Obama, para oír el discurso presidencial, estará Alan Alemán, un joven mexicano indocumentado que se benefició de una medida del gobierno para diferir su deportación y asiste a la universidad, adelantó la Casa Blanca.

Inmigrantes y organizaciones civiles, activados para defender una reforma que ha fracasado en el Congreso en el pasado, realizarán concentraciones en varias ciudades para seguir todos los detalles del discurso.

La respuesta republicana a Obama estará a cargo de la estrella ascendente del partido, el senador de origen hispano Marco Rubio, quien hablará tanto en inglés como en español. El legislador es además figura clave, ya que integra el grupo bipartidista del Senado dedicado a la inmigración.

“Los impuestos y gastos que usted desea le quitarán a los trabajadores de la clase media su aumento salarial, beneficios y tal vez incluso sus puestos de trabajo”, dirá Rubio, según extractos divulgados por su oficina.

Aunque el discurso sobre el estado de la Unión no suele profundizar en temas internacionales, Obama anunciará su deseo de repatriar de Afganistán a 34.000 de los 66.000 soldados en los próximos doce meses.

Y el mandatario se verá obligado a tratar el tema de Corea del Norte, que se puso en primer plano luego de realizar una nueva prueba nuclear subterránea esta misma jornada.

Afp