México condena prueba nuclear de Corea del Norte como “un desafío” a la ONU

(foto AP)

El Gobierno de México condenó hoy el tercer ensayo nuclear de Corea del Norte al que calificó como “un abierto desafío” a la comunidad internacional y a las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“El Gobierno de México condena la prueba nuclear que la República Popular Democrática de Corea condujo el 12 de febrero de 2013″, indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

La Cancillería mexicana afirmó que este ensayo, que viola el Tratado para la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP), “es contrario a los esfuerzos de la comunidad internacional por fomentar el diálogo, la confianza y la cooperación con miras a la pacificación de la península coreana”.

El Gobierno mexicano exigió a Corea del Norte acatar las decisiones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que establecen la suspensión de “las actividades relacionadas con su programa nuclear”.

Asimismo, le pidió al país asiático cumplir con sus compromisos asumidos en el “Diálogo de las seis partes”, así como “abandonar las armas nucleares, regresar al TNP y someterse a su acuerdo de salvaguardias con el Organismo Internacional de Energía Atómica, con miras a desnuclearizar la península coreana”.

México también exhortó a todos los países que no han suscrito el Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares “a que lo hagan, lo antes posible”, a no realizar ensayos nucleares y a abstenerse de hacer actos contrarios a ese acuerdo.

La Cancillería mexicana reiteró que no hay ninguna justificación para conservar este tipo de armamento y “deplora su fabricación, acumulación y empleo”, además argumentó que el desarme nuclear es el único camino para la seguridad, y la eliminación de esas armas es la única garantía para evitar su uso.

La SRE recordó que el Tratado de Tlatelolco, que proscribió las armas nucleares en América Latina y el Caribe y fue abierto a firma desde 1967, “es un ejemplo del compromiso y responsabilidad de las naciones latinoamericanas por contribuir a la paz y seguridad internacionales” y para alcanzar un mundo libre de armas nucleares. EFE