Palacio real rechaza publicación de fotos en bikini de Kate

El palacio de St. James, portavoz oficial de los duques de Cambridge, criticó los planes de la revista italiana “Chi” de publicar unas fotos de Catalina en bikini tomadas durante sus recientes vacaciones en la isla caribeña de Mustique.

En un comunicado, el portavoz del príncipe Guillermo y su esposa Catalina calificó como “una violación del derecho a la privacidad” de la pareja la intención de la publicación italiana, especializada en prensa rosa, de publicar dichas imágenes.

En las fotos puede verse a la duquesa, embarazada de pocos meses, dando un paseo en bikini por la playa junto al nieto de la reina Isabel II.

“Estamos decepcionados con la posibilidad de que las fotografías del duque y la duquesa en sus vacaciones privadas vayan a ser publicadas en el extranjero”, señaló el portavoz real.

Guillermo y su esposa viajaron a Mustique para tomarse unas cortas vacaciones dos meses después de que se conociera el embarazo de Catalina, que dará a luz en julio al primer hijo de la pareja, que será el tercero en la línea de sucesión al trono.

Del viaje solo trascendieron las características de la lujosa villa en la que se alojó la pareja, ella de 31 años y él de 30, y que incluía una gran piscina, una sala de juegos e impresionantes vistas del mar Caribe.

Para llegar a la remota isla deben tomarse dos aviones desde Londres, por lo que los medios británicos asumieron que la duquesa había superado las fuerte náuseas que padece por su condición, que obligaron incluso a ingresarla en un hospital londinense.

La revista “Chi” ya publicó el pasado septiembre unas fotos de la esposa de Guillermo en topless durante sus vacaciones de verano en la Provenza francesa, divulgadas originalmente en la publicación gala “Closer”, lo que generó una intensa polémica en el Reino Unido.

La casa real británica interpuso una denuncia ante la Justicia gala para prohibir su difusión en medios de comunicación por pertenecer al ámbito privado y ganó el caso en los tribunales.

Varias revistas ya habían publicado las fotos de Catalina en “topless” si bien, tras la sentencia, “Closer” tuvo que entregar las fotografías originales y retirarlas de todos sus soportes. EFE