Se reanuda el fútbol en una Siria devastada por la guerra

(Foto Reuters)

Con el ruido de los cañones de fondo, dos mil espectadores, en su mayoría desplazados por la guerra que sacude a Siria desde hace dos años, llegaron al estadio de Damasco para alentar a sus equipos en el inicio del campeonato de fútbol.

En la ocasión el Al-Wathbé de Homs enfrentó al Al-Jazira de Hassaké. Precisamente, miles de habitantes han abandonado Homs, ciudad del centro del país que es apodada por los rebeldes “capital de la revolución”, mientras que actualmente se libran combates en Hassaké, al noreste, cuya población es mayoritariamente de origen kurdo.

Finalmente, el equipo de Al-Wathbé ganó 1-0.

Otros dos partidos se disputaron en la capital, dado que al igual que el año pasado el torneo se desarrolla exclusivamente en ésta, puesto que el país se encuentra devastado por el conflicto armado que según la ONU ya ha provocado unos 70.000 muertos.