Brasil niega a Apple registro de marca iPhone en el país

Brasil negó el miércoles al gigante estadounidense Apple su pedido de registro de la marca iPhone para teléfonos móviles, que ya ha sido reconocida en el país al fabricante brasileño Gradiente.

“El Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual de Brasil (INPI) negó el registro de la marca iPhone a Apple” para sus teléfonos móviles, informó a la AFP el departamento de prensa del organismo. La decisión fue publicada oficialmente el miércoles por el INPI, un ente gubernamental.

La decisión no le quita inmediatamente a Apple el derecho de comercializar sus aparatos en Brasil con el nombre iPhone, “porque el INPI no tiene interferencia en la comercialización”, pero otorga a la empresa brasileña Gradiente la posibilidad de reclamar ante la Justicia su uso exclusivo, explicó el instituto.

Apple hizo su pedido de registro para el uso de la marca en exclusiva en Brasil en 2007, cuando lanzó el popular iPhone.

Pero la brasileña Gradiente había pedido el registro de la marca “Gradiente iphone” en 2000, y le fue concedido en enero de 2008.

El INPI también informó que Apple presentó un pedido para anular la marca iphone de Gradiente “alegando caducidad”, con el argumento de que la empresa brasileña no la utilizó en los cinco años de plazo que tiene para ello.

Gradiente, que asegura que no usó antes la marca Iphone porque pasó por un proceso de reestructuración, tiene 60 días para demostrar que sí usó la marca en los cinco años que establecen los plazos de validez de marcas del INPI.

En diciembre pasado, justo antes de que terminaran esos cinco años para usar la marca, Gradiente sorprendió al mercado al lanzar un teléfono con el nombre “Gradiente iphone”, lo que levantó la polémica y aceleró una decisión del registro de marcas.

El presidente de Gradiente, Eugenio Emilio Staub, informó entonces en un comunicado al mercado que la empresa brasileña “adoptará todas las medidas (…) para asegurar la preservación de sus derechos de propiedad intelectual” sobre la marca iphone en el país. La exclusividad de la marca fue otorgada por el INPI a Gradiente hasta 2018.

El teléfono inteligente lanzado por Gradiente, con soporte para dos chips, pantalla sensible y sistema Android de Google, salió a la venta por unos 300 dólares, tres veces menos que un iPhone 4 de Apple en el país.

Contactada por la AFP, Apple declinó comentar la decisión del INPI, mientras Gradiente no respondió a los llamados.

El creciente mercado brasileño, con 194 millones de habitantes y 261 millones de teléfonos móviles activados al cierre de 2012, es fuertemente disputado por las compañías de aparatos electrónicos.

El mercado de la telefonía móvil creció 8% en 2012, según datos de Anatel, la agencia de las telecomunicaciones brasileña.

En Estados Unidos ya se produjo una disputa similar: Apple logró un acuerdo amistoso con Cisco en 2007 sobre la utilización de la marca iPhone, cuyos derechos habían sido obtenidos por Cisco en 2000.

Otro caso ocurrió en México, donde en noviembre un tribunal falló en favor de la firma mexicana de telecomunicaciones Ifone en una querella contra Apple por el uso de la marca iPhone, obligando al gigante estadounidense a pagar una indemnización. Apple busca impugnar esa decisión.

AFP