¿Qué hacer cuando tu bebé se ahoga?

Foto: google.com

Para evitar que un niño se ahogue con la comida, es importante que cuando coma se encuentre perfectamente bien sentado así como administrarle trozos pequeños de comida, dijo a SUMEDICO el doctor Carlos Aboitiz (*), especialista en pediatría.

El doctor Aboitiz indicó que para facilitar las cosas, lo mejor es evitar dar a los bebés alimentos que puedan atorarse y obstruir la vía aérea respiratoria como aceitunas y uvas completas, nueces, almendras, trozos grandes de salchicha, o bien comida de consistencia chiclosa como mantequilla de cacahuate o palomitas de maíz.

¿Qué hacer si el bebé comienza a ahogarse?
Cuando el bebé se ahoga con la leche, por ejemplo, o cualquier otro alimento, lo que hay que hacer, de acuerdo con el médico, es:

Poner al bebé de lado, “para que saque lo que tiene en la boca, y no lo aspire la vía aérea. Porque los padres, comúnmente, cargan al bebé y lo colocan de forma vertical, y eso puede provocar que el líquido o el alimento se vaya hacia la vía aérea”, explicó el doctor.

Otro detalle importante es que, si el niño no respira porque tiene obstruida la vía aérea, el doctor señaló que es necesario realizar dos maniobras, de acuerdo con la edad del bebé:

En menores de un año, hay que colocar al bebé bocabajo y se le dan golpes en la espalda,colocando la cabeza a una altura menor que el cuerpo, golpeando hasta que se elimine el alimento que tiene en la vía aérea.

En niños mayores de un año se hace la maniobra de Heimlich, que consiste en colocarnos detrás del niño, colocando una mano debajo del esternón, y la otra tomando la primera, haciendo presión fuerte para que el niño expulse, por presión sobre el abdomen, lo que puede tener en la vía aérea.

De igual manera, el médico señaló que comúnmente se comete el error de tratar de introducir el dedo en la garganta del bebé para retirar lo que lo está ahogando, pero señaló que esto puede ser peligroso.

“Realizar esta acción puede provocar un paro respiratorio o un paro cardiaco, o bien hacer que el niño vomite y que, al regurgitar, se ahogue. Es posible retirar el objeto de la boca, pero no meter el dedo tratando de sacar algo que no podemos alcanzar”, señaló.

Finalmente, señaló que no hay que intentar hacer “maniobras de respiración de boca a boca, o dar masaje en el pecho del bebé, porque lo que puede provocarse es la perforación de un pulmón, o obstruir aún más la vía aérea”, concluyó.