Hace dos décadas dos niños de 10 torturaron y mataron a uno de dos

El brutal asesinato de un niño de dos años a manos de dos menores de diez, que conmocionó al Reino Unido en 1993, sigue hoy planteando cuestiones a una sociedad “que realmente no ha cambiado” dos décadas después, según el abogado de uno de los culpables.

El pequeño James Bulger desapareció el 12 de febrero de 1993 cuando su madre lo dejó solo unos minutos en un centro comercial de Liverpool (norte de Inglaterra) y su cuerpo, mutilado y con graves lesiones, fue descubierto dos días después a cinco kilómetros del lugar.

Los niños de diez años Jon Venables y Robert Thompson fueron hallados culpables del crimen, encarcelados y puestos en libertad con nuevas identidades en 2001, al cumplir la mayoría de edad, si bien están sujetos de por vida a un régimen de libertad vigilada muy estricto.

El letrado Laurence Lee, que en su día representó legalmente a Jon Venables, considera que todos los estamentos sociales fallaron entonces, en declaraciones publicadas hoy por el diario “The Guardian”.

Según este abogado, desde que se produjo en 1993 un caso que conmocionó a todo el país por la juventud de los asesinos y lo salvaje de su crimen, “nada ha cambiado realmente”.

“Pese a todas las preguntas sobre cómo la sociedad fracasó en los casos de Venables y Thompson, y de James Bulger, y cómo los medios, los tribunales y los políticos se comportaron durante y después del juicio, nada ha cambiado”, afirmó Lee.

El abogado opinó que “las sentencias a menores son hoy más compasivas, pero la sociedad sigue siendo tan venenosa como lo era en 1993″.

Veinte años después del dramático desenlace, el reverendo James Jones, obispo de Liverpool, señaló hoy que “la comunidad entera se une a la familia de James para recordar su corta vida y compartir su dolor”.

En marzo de 2010, Jon Venables fue de nuevo encarcelado durante dos años tras haber admitido que realizó descargas del ordenador de imágenes de pornografía infantil y las distribuyó.

Venables, que en la actualidad tiene 30 años, ha solicitado su libertad y se espera que la audiencia para revisar su petición se celebre en los próximos meses.

La madre del pequeño James Bulger, Denise Fergus, de 45 años, consideró que Venables “es un psicópata que sigue siendo un peligro para la sociedad” y pidió al grupo de personas que verá su caso que “no lo libere”.

“La gente dice que los niños no nacen malvados, pero yo creo firmemente que él sí”, dijo Fergus.

El padre del pequeño, Ralph, planea sacar un libro titulado “My James”, en el que admite que en sus momentos más bajos llegó a culpar a la madre del menor, Denise, por haberlo perdido de vista, una reacción que a día de hoy le hace sentir “avergonzado”, según explicó recientemente. EFE