Review: Lenovo IdeaPad Yoga 13 ¿Tablet, Ultrabook o Mini All-InOne? (FOTOS)

Lo difícil de hacer revisiones de equipos de computación está en satisfacer el criterio de todos los usuarios. En este caso, con un equipo de tanta flexibilidad, es aún más complicado. Pero asumimos valientemente la tarea.

PRIMERO: ESPECIFICACIONES

La Lenovo Ideapad Yoga 13 deshace el mito de que todas las Ultrabooks tienen que tener un acabado de aluminio. Su plástico rugoso en gris nos deja una buena experiencia al toque y a la vista. Es delgada para ser un Ultrabook de gama alta (333,4 × 224,8 × 16,9 mm), pero un poco pesada dentro de sus estándares (a casi kilo y medio).

No sólo es elegante sino que es un avance en materia de resolución para la marca (1600 x 900) pero nada espectacular. ¿Qué tiene de ventaja? Por sus múltiples modos, el ángulo de visión de la pantalla es uno de los mejores que hayamos visto en cualquier portátil.

Su batería tiene una vida promedio de poco más de 6 horas, que se hace más corta a medida que la cargamos con aplicaciones de la tienda de Windows 8. En general, buen rendimiento. ¿Qué nos faltó? Puertos USB. Sólo hay dos y sólo uno es USB 3.0

SEGUNDO: ULTRABOOK

Como Ultrabook, la Lenovo Ideapad Yoga 13 es tal vez una de las mejores en su clase. Su procesador Intel i5, combinado con una de las fortalezas de Lenovo (teclados) nos da una buena experiencia de trabajo.

Lo que si no es una fortaleza es su método táctil de entrada. El Trackpad deja mucho que desear y su alternativa, el input multitouch, no es lo suficientemente preciso con las pestañas, especialmente cuando se trabaja con las resoluciones más altas de pantalla, lo cual es un detalle porque viene

El Benchmark: Pudimos abrir (relajados) 31 pestañas en Google Chrome

TERCERO: STAND-UP (Y no es Comedy)

El modo StandUp es un híbrido entre el Ultrabook y la tablet que nos deja la pantalla en su posición original (con la cámara arriba) y el teclado invertido, como una base. Es fantástica para tiempos de espera mientras se conversa en Skype, se ve una peli acostado o se pasan álbums de fotos. Uno de los reconocimientos que hay que hacer a Lenovo es la manera de “desactivar” el teclado cuando no funciona en modo Ultrabook. Si el usuario de este equipo es menor a 25 años, el modo StandUp quizás sea uno de sus favoritos.

Otra de las ventajas es el gran botón de Inicio en la base de la pantalla, que familiariza al usuario con la interfaz táctil.

CUARTO: TABLET

Sí, la Ideapad Yoga 13 es tan flexible que su teclado se oculta totalmente bajo la pantalla para llevarlo a un modo tablet. ¿Ventajas? Por supuesto. Nadie puede darse el lujo de decir que tiene una tablet de 13 pulgadas con procesador i5 y 4 GB (básicos) de memoria RAM.

Pero también hay desventajas ya descritas: Es muy pesada para ser una tablet y la interfaz gráfica, perfecta en modo Metro de Windows 8, pierde cuando se pasa a modo escritorio. Igual, para lecturas no sostenidas o juegos tipo Jetpack Joyride o Where is my Water? es una opción.

QUINTA: TIENDA (All-In One)

El modo quizás más tentador para este servidor, como usuario, es el modo tienda. La máquina pierde su cámara (todo se ve al revés), pero gana en funcionalidad con el teclado táctil y el acercamiento de la pantalla. Perfecto para esperas en sitios complicados, como aeropuertos.

SEXTO: EL VEREDICTO

Lenovo se ha tomado la experiencia Windows 8 muy en serio, con un buen resultado. La Lenovo Ideapad Yoga 13 es, en nuestra opinión, la Ultrabook más versátil del mercado. Ningún híbrido se acerca a sus cuatro modos de funcionalidad, que deberían mejorar en una segunda versión, especialmente el dispositivo multitoques, la pantalla (no es antirreflejo y se mancha mucho con el uso de la mano) y el teclado (usualmente una fortaleza de Lenovo). A pesar de ser de gama alta, ofrece una experiencia individual muy rica al usuario y podría ser considerada como un modelo para compartir (distintos usuarios en distintos modos). Una muy buena opción, especialmente para jóvenes

Arnaldo Espinoza | LaPatilla.com