Al menos 150 muertos en choques en Alepo

Fuertes combates por el control del aeropuerto en la ciudad siria de Alepo y de una base aérea cercana han dejado unos 150 muertos entre insurgentes y soldados del régimen en dos días, dijeron el viernes activistas.

El director del Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, Rami Abdul-Rahman, dijo que las bajas están casi divididas en partes iguales entre combatientes opositores y soldados leales al presidente Bashar Assad.

(foto AP)

Los rebeldes lanzaron un ataque masivo el miércoles contra el aeropuerto civil de Alepo y la base aérea de Nairab. Hasta ahora han capturado la mayor parte de la base “Brigada 80″, responsable de proteger el área, además de un retén del ejército. El aeropuerto en sí y la base aérea adyacente, que tienen sus propias defensas, siguen en manos del régimen.

El viernes, el Observatorio, basado en Gran Bretaña, y los Comités de Coordinación Local, otro grupo activista, dijeron que las fuerzas rebeldes y del gobierno se arrojan morteros en las instalaciones y sus alrededores.

“La operación continuará hasta que controlemos el aeropuerto y Nairab”, dijo el coronel Abdul-Jabbar al-Aqidi, comandante del Consejo Militar rebelde en Alepo, en declaraciones a Al-Arabiya TV.

El control del aeropuerto internacional y de la base aérea representaría un enorme cambio estratégico en el norte de Siria, dándole a la oposición un centro aéreo para recibir ayuda y otros vuelos. Pero para poder usar el aeropuerto, los rebeldes muy probablemente tendrían que asegurarse el control de toda la ciudad de Alepo, donde se libran sangrientos combates en calles y plazas, así como en los campos que la rodean, sin que ningún bando logre avances significativos.

Aunque el régimen de Assad no parece al borde del colapso, los insurgentes han conseguido una serie de victorias estratégicas en la última semana, al capturar una importante represa en el Eufrates, una base aérea menor en la provincia de Alepo y un campo de petróleo en el este. Esas y otras victorias han reducido la porción del país que el gobierno de Assad controla y pudieran privarle de recursos necesarios para su supervivencia.

En semanas recientes, combatientes opositores han estado tratando de ingresar a Damasco, la capital, principalmente desde suburbios en el noreste y el sur de la ciudad.

El Observatorio reportó el viernes combates con morteros y cuerpo a cuerpo en los suburbios capitalinos de Zabadani y Daraya, donde varios soldados murieron o resultaron heridos al ser alcanzado su vehículo por un proyectil.

Residentes de la capital dijeron que podían escuchar estruendos poderosos, mayormente alrededor del barrio nororiental de Jobar y áreas vecinas, donde fuertes combates en días recientes cortaron una importante carretera que atraviesa Damasco.

La ONU dice que casi 70.000 personas han muerto desde que comenzó la crisis en Siria en marzo del 2011. AP