Anciana de 116 años nunca tuvo sexo

Una brasileña, considerada una de las mujeres más ancianas del mundo, confesó que no estuvo con hombres “por miedo” de que no le gustara a su padre. “Mi felicidad no está en los hombres”, dijo y agregó que sus más fieles compañeros son una imagen de San Francisco y una radio.

“Soy muy feliz y no tengo nada que reclamar, porque mi felicidad no está en los hombres”, dijo la anciana, quien cumplirá 117 años el próximo 6 de julio.

Margarida Alexandrina de Oliveira tuvo tres hermanos, que ya fallecieron, al igual que sus padres, y vive con una cuñada en la ciudad de Cruzeiro do Sul, en el interior del estado amazónico de Acre.

Dijo que además del temor a lo que pudiera pensar su padre si hubiera tenido algún novio, también decidió seguir un consejo que le dio alguna su vez su madrina de bautismo: “Nunca te cases”.

Los “compañeros” más fieles que ha tenido en la vida, según dijo, han sido unas imágenes de San Francisco, del cual es devota, y una antigua radio a pilas en la que escucha la transmisión de las misas que se celebran en Cruzeiro do Sul, a las que últimamente no asiste por problemas en una pierna. / EFE