Sector farmacéutico en “jaque” tras devaluación

La devaluación del 46,4 por ciento del bolívar golpea duro al sector farmacéutico. Unas solicitudes de divisas, efectuadas por empresas adscritas a la Cámara de Industria Farmacéutica (Cifar) durante el pasado mes de noviembre, se liquidaron ayer con el nuevo sistema cambiario a 6,30 bolívares por dólar; pese a que el nuevo convenio en su artículo 7 establece que todas las autorizaciones aprobadas desde el 15 de octubre de 2012 serán reconocidas a la tasa vieja de 4,30.

Ángel Márquez, presidente de la Cifar, supone que se trata de un error de sistema. “Creemos que en el tiempo de espera se venció la Autorización de Adquisición de Divisas (AAD) de las empresas, que establece un plazo de 180 días para liquidarse. Si una autorización está vencida al momento de la liquidación se renueva de manera automática con la fecha del día, y queda fuera del plazo”.

La renovación automática, después del pasado 8 de febrero, reconoció las autorizaciones con el nuevo sistema de cambio. El posible error, advirtió, más allá de generar un retraso en el despacho de los productos farmacéuticos, compromete toda la continuidad de las empresas del sector adscritas a la cámara.

“Las empresas tendrían que pagar una tasa de cambio que le implicaría una pérdida del 46 por ciento en función de lo que estimaba cancelar en un principio. Se liquidarán a 6,30 bolívares inventarios que ya se vendieron y consumieron a la antigua tasa. De ser esa la situación, las industrias estarían evaluando la posibilidad de irrumpir su producción nacional”.

Larga espera

El sistema de la Cifar registra que el promedio de retraso en la liquidación de divisas para enero de 2013 se ubicó entre 173 y 649 días, es decir que son más antiguas del 15 de octubre, fecha en la que serían reconocidas a la tasa vieja de 4,30 según el convenio cambiario. Las viejas solicitudes, entonces, se deberán cancelar a 6,30.

Esa suposición preocupa al sector. Márquez detalló que de ser cierta la hipótesis quedarían excluidos del rango alrededor de 70 millones de dólares, cifra que representa el 20 por ciento de los compromisos totales de la industria.

“Queremos suponer que se trata de una omisión involuntaria del Gobierno decir que solo reconocerá en base a la vieja tasa las solicitudes con un máximo de 116 días de espera. Las más antiguas ya fueron productos importados, procesados o puestos en anaquel”.

En promedio la aprobación de solicitudes de divisas para determinados productos, como los anticonceptivos, acumulan 600 días de espera; la materia prima suma 649; y la maquinaria o equipos de producción un total de 178.

De acuerdo a la última reunión sostenida con representantes de Cadivi se determinó que se le adeudan mil 500 millones de dólares al sector farmacéutico. En el caso de las 30 empresas adscritas a la Cifar, el pendiente es de 367, 2 millones de dólares, el resto es de las afiliadas a otras cámaras.

Ante la situación, la industria solicitó una audiencia con Jorge Giordani, ministro de Planificación y Finanzas; Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela; o Manuel Barroso, presidente de Cadivi en pro de aclarar las apreciaciones a los afiliados.

Exige tiempo, momento y forma a Sundecop

 

Nicolás Maduro, vicepresidente de la República, exhortó el pasado miércoles a la Superintendencia Nacional de Costos y Precios Justos (Sundecop) a presentar en 15 días los precios regulados de los medicamentos congelados desde 2003. Al respecto, Ángel Márquez, presidente de la Cifar, pidió a la intendencia no definirlos únicamente con la estructura de costos entregada el año pasado.

“Es importante que la decisión tomada tenga compás entre el tiempo, momento y forma para que no ocurra lo mismo con la formalizada en 2003, que quedó totalmente desfasada. La fijación de precios es dinámica, no depende del valor, sino de lo que cuesta producirlo, importarlo y mantenerlo en la calle”.

En ese sentido solicitó que la próxima medida tomada se revise periódicamente a fin de comprobar su efectividad.