Afganistán prepara un decreto contra las operaciones aéreas de la Otan

(Foto Referencial)

Las autoridades afganas emitirán un decreto en el que se prohíbe al Ejército afgano pedir asistencia aérea de la Otan “bajo cualquier circunstancia”, informó hoy a Efe una fuente del palacio presidencial.

De acuerdo con la fuente, que pidió mantener el anonimato, el presidente afgano, Hamid Karzai, firmará hoy el decreto tras consultar con responsables gubernamentales.

Karzai volvió a mostrar ayer públicamente su posición a los operativos aéreos de la Otan contra la insurgencia por el riesgo que conllevan para la población civil y pidió a sus fuerzas armadas y de seguridad que no soliciten apoyo foráneo.

“Es una vergüenza para nosotros que nuestra agencia de espías (el NDS) pida soporte aéreo de extranjeros contra cuatro individuos en nuestro propio territorio”, dijo Karzai en una academia militar, según la agencia local Pajhwok.

Los responsables de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (Isaf, denominación de la misión afgana de la Otan) han insistido ante las críticas de la presidencia afgana que las fuerzas aliadas tienen como prioridad la seguridad de los civiles.

“La Isaf está centrada en la seguridad de los afganos e intenta mitigar las bajas civiles”, dijo hoy a Efe un portavoz de la coalición, Günter Katz.

El nuevo encontronazo entre las autoridades afganas y la coalición internacional a cuenta de las misiones aéreas llega días después de las acusaciones a la Otan por la muerte de diez civiles en un operativo en la región oriental de Kunar.

El gobernador provincial acusó el pasado miércoles a pilotos aliados por el fallecimiento de los civiles, algo que fue desmentido por la Isaf, aunque su máximo responsable, el general estadounidense Joseph Dunford, fue llamado a consultas por Karzai al día siguiente.

La muerte de civiles es uno de los principales puntos de fricción entre las autoridades afganas y la Otan, y en 2011 Karzai amenazó con declarar como “invasoras” a las tropas extranjeras si no cesaban los bombardeos aliados contra viviendas civiles. EFE