Emperador Akihito se encuentra “pepita” tras un año de su operación

Foto: Archivo

El emperador de Japón, Akihito, que hoy hace exactamente un año que fue sometido a una operación de “bypass” coronario, goza “en gran medida de buena salud” de acuerdo a una revisión médica reciente, ha informado la Agencia de la Casa Imperial.

Akihito, de 79 años, se recupera satisfactoriamente de la intervención de febrero de 2012 y en la actualidad desempeña sus compromisos oficiales enérgicamente, según han detallado miembros de su equipo médico y portavoces de la Agencia.

Un chequeo médico realizado a finales de enero mostró que el emperador goza “en gran medida de buena salud”, y que por lo tanto no será necesario aligerar sustancialmente su agenda de trabajo por el momento, precisaron.

Tras la operación de 2012, y dado que el emperador se ha mostrado delicado de salud desde que fuera operado de cáncer de próstata en 2003, se planteó la posibilidad de rebajar el número de compromisos de su agenda.

Sin embargo, Akihito acabó por retomar sus actividades con normalidad y en su último cumpleaños, el pasado 23 de diciembre, subrayó su deseo de mantener su ritmo habitual de trabajo.

Durante el examen realizado en enero al jefe de Estado nipón solo se le detectó una pequeña cantidad de líquido pleural en los pulmones, algo frecuente tras una operación de “bypass”, y ningún problema coronario.

“El emperador tiene el pulso regular y se espera que permanezca en buenas condiciones durante los próximos 10 años ya que no ha tenido problemas en el año posterior a la operación”, dijo en una reciente entrevista con la agencia Kyodo el doctor Atsushi Amano, quien lideró el procedimiento.

El emperador fue sometido con éxito en el Hospital Universitario Juntendo de Tokio a una intervención de “bypass” coronario el 18 de febrero de 2012 y, después de que se le drenara líquido pleural de los pulmones en dos ocasiones, retomó su agenda como jefe del Estado casi dos meses después de la operación.

Desde entonces el monarca ha visitado las prefecturas de Nagano, Miyagi y Fukushima, estas dos últimas gravemente afectadas por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011, y ha viajado a Reino Unido para asistir a las celebraciones del jubileo de diamantes que conmemoraron los 60 años de la reina Isabel II en el trono.

Akihito, que este año cumplirá 80, medita visitar este año la prefectura de Iwate, en el noreste de Japón, otra de las provincias duramente golpeadas por la tragedia de 2011.

EFE