Fotografías de la historia que han sido falseadas

La validez de la fotografía como documento irrefutable de la realidad no se perdió con la aparición de las primeras cámaras digitales como cabría pensar, sino que esto es algo innato al propio medio, pues ya desde los inicios, desde siempre se ha alterado el contenido original de las fotografías, mucho antes de la invención del software de retoque, así lo explica Xataka Foto.

A continuación, se detallan algunas de las fotografías de la historia que fueron retocadas:

Aquí tenemos un ejemplo de que efectivamente muchos años antes de la tecnología de retoque digital ya había especialistas positivadores capaces de retocar, montar o incluso hacer desaparecer a personas que “alguien” no quería que apareciesen a su lado, como en este caso en el que eliminan a Carlos Franqui de una foto en la que salía con Fidel Castro.

Otra de las que más veces me he encontrado es el famoso retrato de Lincoln, que en realidad no es tal, porque simplemente han puesto su cabeza en el cuerpo de John Calhoun, de quien era la fotografía original.

Los grandes dictadores son unos de los personajes que más se han aprovechado en la historia de estas técnicas fotográficas. En esta ocasión es Goebbels quien es borrado de la fotografía original con Adolf Hitler, los motivos ya os los podéis imaginar.

Otro ejemplo de retoque en pro de mejorar la imagen de un dictador. Se borra todo rastro de la persona que estaba sujetando el caballo de Mussolini. Hay que reconocer que la imagen cambia muchísimo de significado.

En esta imagen, es al contrario, se añade al general Blair a la fotografía del general Sherman. Para que veáis que no sólo se quitaban personas y cosas sino que también se ponían con la misma facilidad.

En conclusión, que el que todavía se creyera los documentos gráficos históricos, dada su naturaleza fotoquímica, pero desconfía de todo lo actual porque tenemos Photoshop, espero que después de ver estos ejemplos tenga claro que no todo es, ni fue, lo que parece, ni ahora ni nunca.