¿Puede convertirse una niña de 9 años en la actriz más joven en ganar un Oscar?

Consiguió el papel mintiendo sobre su edad: Quvenzhane Wallis tenía cinco años, pero el equipo de la película sólo estaba haciendo pruebas a niñas de al menos seis.

Sin embargo, se creyeron su coartada, le dejaron hacer la prueba y quedaron impactados, dándole el papel protagonista en la cinta de bajo presupuesto “Bestias del sur salvaje” (Beasts of the Southern Wild), eligiéndola sobre otras 4.000 candidatas.

Y ahora Quvenzhane Wallis puede convertirse en la ganadora más joven de la historia de un Oscar a la Mejor Actriz, en la 85 edición de los premios de la Academia, el clímax de la temporada anual de galardones que se celebrará el próximo domingo 24 de febrero en Los Angeles.

“Estaba muy claro… no te encuentras con niñas de seis años que tengan ese talento”, dijo el director de la cinta, Benh Zeitlin, recordando su audición. “Ella tenía ese carisma natural, concentración, fuerza, sabiduría y moralidad”, explicó.

“Procedente de un cuerpo tan pequeño y de una cabeza tan joven, es casi extraterrestre de una manera que va directamente a tu corazón… Es su perspectiva la que abre la verdad en la película”, consideró Zeitlin.

Ese carisma se hacía obvio al ver a Wallis concediendo entrevistas para promocionar el filme durante estos últimos meses, incluso antes de que fuera elevada a la estratosfera cinematográfica con la nominación de la cinta a cuatro Oscar en enero, incluyendo el de Mejor Película.

“Estaba en mi habitación medio dormida”, contó Wallis al famoso presentador estadounidense Jay Leno, al ser consultada sobre cómo se enteró el pasado mes de que estaba nominada al Oscar junto a actrices de la talla de Jessica Chastain, Jennifer Lawrence, Naomi Watts y Emmanuelle Riva, la actriz más longeva nominada al Oscar en toda la historia de los premios, con 85 años.

“Aunque no reaccioné exteriormente, estaba dando volteretas y así por dentro”, afirmó la joven actriz al entrevistador, a quien reprendió, dulcemente, por preguntarle una cuestión más apropiada para el director.

En la película, Wallis interpreta a Hushpuppy, una niña que vive en los pantanos de Louisiana con su irascible y enfermo padre Wink, en una comunidad amenazada por las inundaciones impulsadas por la fundición de los casquetes polares.

“Bestias del sur salvaje” ganó la prestigiosa Caméra D’Or en el pasado Festival de Cannes en Francia y el premio del Gran Jurado a la mejor película dramática en Sundance.

Además, la locación de la película se encontraba cerca de la casa de Wallis: la actriz, cuyo nombre se pronuncia Qua-ven-zhah-nay, nació en Houma, Louisiana, el 28 de agosto de 2003. El “zhane” con el que finaliza su nombre significa “hada” en swahili.

“Bestias del sur salvaje” es la película donde interpretó su primer papel como actriz, y sólo lo consiguió tras ignorar las reglas de la audición, quizás acertadamente, como lo hubiera hecho el personaje que iba a interpretar.

“Era para niñas de entre seis y nueve años. Por lo que mi madre me dijo que no podía ir porque sólo tenía cinco años. Pero finalmente fuimos y actuamos como si no tuviéramos nada que ver; no hicimos nada malo”, recordó la niña.

“El personaje de Hushpuppy hace lo que está bien y no tiene miedo de nada y eso es lo que yo hice en la audición”, reflexionó.

Wallis es la intérprete más joven jamás nominada en la categoría de Mejor Actriz, con cuatro años de distancia con la siguiente: Keisha Castle-Hughes tenía 13 años cuando fue candidata por “Whale Rider” en 2003. La tercera, Jennifer Lawrence, nominada de nuevo este año, compitió por primera vez por una estatuilla en 2010, cuando tenía 20 años, por “Winter’s Bone”.

De momento, la mujer más joven de la historia en ganar un Oscar a la Mejor Actriz es Marlee Matlin, que se llevó el premio en 1986 por “Children of a Lesser God”, a los 21 años y 218 días de edad.

Por otra parte, la persona más joven en ganar un Oscar en toda la historia en cualquier categoría fue Tatum O’Neal, que tenía sólo 10 años cuando logró el premio a la Mejor Actriz de Reparto en 1973.

Wallis se encuentra ya rodando su tercera película, “Twelve Years a Slave”, con Brad Pitt, Benedict Cumberbatch y Michael Fassbender, que debería estrenarse en septiembre. Además participó en “Boneshaker”, un cortometraje sobre un familia africana perdida en Estados Unidos.

Tanto si gana el Oscar como si no -las favoritas son Chastain y Lawrence- la joven actriz ya es un nuevo talento a tener en cuenta y se ha convertido en una actriz a observar de cerca en los próximos años.

AFP