Bayern Múnich “fusiló” al Arsenal

Foto: Reuters

El Bayern de Múnich dio un paso de gigante para clasificarse para la siguiente ronda en la Liga de Campeones al derrotar en Londres al Arsenal por 3-1, en el partido de ida de los octavos de final disputado en el Emirates Stadium.

El equipo alemán, muy superior al inglés, se adelantó en la primera parte con los goles de Toni Kross (7) y Thomas Müller (21). Lukas Podolski recortó distancias para los locales (55), pero el croata Mario Mandzukic sentenció con el tercer gol (77).

“Hemos jugado contra un gran equipo que ha aprovechado todas sus ocasiones en la primera parte. Después estuvimos algo nerviosos. Con 0-2, hemos luchado y hemos estado cerca de empatar, pero el 3-1 ha diso un duro golpe y los 10 últimos minutos han sido muy difíciles”, dijo el técnico del Arsenal, Arsene Wenger, que admitió que el partido de vuelta “será extremadamente duro”.

El Arsenal, que veía en la Liga de Campeones su última oportunidad de evitar una octava temporada sin títulos (al estar sin posibilidades en la liga inglesa y eliminado de las dos copas inglesas por equipos de inferior categoría), no tuvo opción ante un Bayern, finalista de la “Champions” en la pasada temporada, que demostró su condición de gran favorito al título que se disputará el próximo mes de mayo en el estadio londinense de Wembley.

“Hemos marcado dos veces muy rápido y eso ha facilitado las cosas”, reconoció el técnico alemán Juup Heynckes. “Hemos estado muy bien en la primera mitad. Tras el descanso, hemos visto que el Arsenal es un buen equipo y hemos tenido que trabajar duro, pero incluso con la presión del adversario, hemos aguantado y hemos continuados siendo muy peligrosos al ataque”, añadió.

El equipo alemán dominó toda la primera parte y llegó merecidamente al descanso con el marcador favorable (2-0). El equipo inglés solo mostró que podía rivalizar con el Bayern en los minutos que siguieron al gol de Podolski, hasta que Mandzukic sentenció el partido y casi la eliminatoria.

En los primeros minutos del partido, el Arsenal salió a presionar al Bayern y se acercó a la portería de Manuel Neuer con un par de centros despejados por la defensa.

Pero, como tantas veces le pasa al equipo londinense, fue su rival el que golpeó primero y en el minuto 7, un centro de Thomas Müller fue rematado al fondo de la red por Toni Kross.

El Bayern se defendía muy bien y armaba rápidos contragolpes, con mucho más peligro ante la portería rival que el inofensivo Arsenal.

En un lanzamiento de córner, el belga Daniel van Buyten remató solo en el primer palo, el arquero polaco Wojciech Szczesny paró el balón, pero se lo dejó a Thomas Müller que, a menos de un metro de la línea de meta, solo tuvo que meter la pierna para lograr el 2-0.

Incluso pudo haber sentenciado la eliminatoria antes del descanso, pero el remate de cabeza del delantero croata Mario Mandzukic se marchó rozando el poste derecho de la portería inglesa.

En la segunda parte, el alemán Lukas Podolski aprovechó un malentendido de la defensa bávara en un lanzamiento de esquina para rematar de cabeza a gol y acortar distancias (55).

Con el gol a favor, el Arsenal se espabiló, se adueñó del balón y jugó sus mejores minutos del partido, aunque sin crear excesivo peligro ante la portería de Neuer.

El Bayern supo capear el temporal y acabó sentenciando con un gol de Mandzukic, rematando un centro del capitán Philip Lahm (77).

AFP