Esta es la estructura más misteriosa del desierto

(Foto ABC)

La investigación espacial no sólo ha permitido conocer mejor el universo y predecir acontecimientos como el reciente paso del asteroide 2012 DA14 “rozando” la Tierra, sino que también ha servido para descubrir muchos de los misterios que esconde nuestro propio planeta, reseña el diario ABC de España.

Uno de los más espectaculares es la Estructura de Richat, un extraño accidente geográfico circular ubicado en medio del desierto del Sáhara, en Mauritania, que nos descubren en el blog “La brújula verde”.

Situada a una altitud de entre 400 y 450 metros sobre el nivel del mar, esta estructura con forma de espiral posee un diámetro de casi 50 kilómetros y fue fotografiada por primera vez desde el espacio en 1965.

Inicialmente los investigadores creyeron que se trataba del cráter producido por el impacto de un enorme meteorito. Sin embargo, nunca se han encontrado evidencias de ese hipotético choque en su interior, por lo que cuatro años después de su descubrimiento, una investigación concluyó que su origen tenía que deberse a un fenómeno terrestre.

En la actualidad, la teoría aceptada es que se trató de una erupción frustrada, en la que el terreno no pudo soportar el peso de las rocas y la tierra se hundió. Tras muchos años de erosión, la estructura acabó adoptando esa forma tan inusual y misteriosa que le ha valido el apodo del “ojo del Sahara” y que la ha convertido en un punto de referencia para todas las misiones espaciales.