Michelle Obama opta por un cambio de look para enfrentar crisis de los 50

(Foto EFE)

Las malas lenguas hablan de crisis de pareja entre Barack y Michelle Obama. Pero la primera dama estadounidense prefiere hablar de otra crisis, aun más temida: la provocada por «la mediana edad». La señora Obama aprovechó una visita al programa de televisión de Rachael Ray para hablar sobre su nuevo e infame flequillo. «La crisis de los 50 tiene la culpa de mi flequillo», dijo, desatando la risa del público en el plató, informa el diario ABC de España.

«No podía comprarme un coche deportivo. Tampoco me habrían dejado saltar y hacer “bungee jumping”. Así que me corté el flequillo. Esta es mi crisis de la mediana edad. Ésto es todo lo que podía hacer», añadió Obama, que el pasado 19 de enero cumplió 49 años.

Desde que Michelle enseñó al mundo su nuevo estilismo, las críticas no han parado de llover sobre el techo de la Casa Blanca. «No entiendo su cambio de pelo, francamente. El flequillo es una mala idea», disparó el siempre crítico Karl Lagerfeld. «Parece una presentadora de televisión», añadió el diseñador de Chanel durante una entrevista para Canal Plus Francia, en la que defenestró el cambio de «look» de la primera dama.

El nuevo peinado de la «primera inquilina de Washington se convirtió en uno de los temas más comentados y analizados durante y después de la investidura de Barack Obama. Michelle eligió el día de su 49 cumpleaños para inaugurar su cuenta de Twitter y su nuevo flequillo. Al menos ahora ya sabemos que se le pasó por la cabeza.