Políticas gobernamentales contribuyen con fuga de médicos y deterioro de la salud pública

(Foto Nota de Prensa)

Hasta cinco hospitales puede visitar un paciente en busca de atención médica. Hay quienes deben regresar al punto de origen como le sucedió a Luis del Valle González, un mirandino quien fue víctima del deterioro físico y operacional de los hospitales en Venezuela. Tras ser ruleteado por cinco centros de salud en busca de atención médica, falleció el seis de febrero de este año. Según explicó el Secretario de Salud del Gobierno de Miranda, Gustavo Villasmil, ésta es una realidad que se ha convertido en el pan nuestro de cada día en los nosocomios del país.

Durante la mañana de ese seis de febrero, no hubo un solo médico que le brindara atención. A través de la prensa regional la familia denunció que literalmente a Luis del Valle lo mandaron para la casa. “Esta es una muerte evitable, totalmente innecesaria porque todos los centros asistenciales deberían tener los recursos, equipos, materiales y médicos para poder salvar al que se traslada a un centro  de salud buscando atención”.

Villasmil aseguró que con el ruleteo no sólo se viola el derecho constitucional del acceso de los venezolanos a servicios de salud, sino también se lesiona el derecho a la vida. “Son varias las razones que explican el deterioro de sistema sanitario venezolano, entre ellas destacan la falta de galenos, insumos y medicamentos así como el desmantelamiento y cierre de servicios en hospitales, que es a donde acude la mayoría de la población. Mientras nuestro pueblo sufre las consecuencias de un Gobierno irresponsable, que en vez de invertir en nuestros centros asistenciales regala el dinero de los venezolanos a otros países para abrir hospitales en Uruguay o Palestina, tenemos a miles de ciudadanos que a diario deben danzar de un lugar a otro buscando atención médica”.

Según datos de la Federación Médica Venezolana, en los últimos 5 años más de 12 mil galenos se han marchado a otros países en busca de mejores oportunidades profesionales y salariales, situación que ha afectado tanto al sistema de salud pública de la nación, como al pueblo al no contar con cirujanos ni especialistas en los hospitales de toda la geografía regional y nacional.

Villasmil informó que la falta de médicos venezolanos, en los centros asistenciales del país, son el resultado de las políticas ejecutadas por la cartera ministerial en esta materia, como darles prioridad en los hospitales a los médicos cubanos y cerrarles las puertas a los criollos. ”Hoy día los médicos recién egresados no tienen oportunidades para continuar desarrollando su carrera y proceso de formación en Venezuela. Lamentablemente un alto porcentaje decide buscar su futuro en otros países como España, Estados Unidos y Australia, donde además de realizar sus posgrados tienen la posibilidad de desarrollar su profesión con mejores condiciones laborales”.

Otro dato que suministra la Federación Médica Venezolana es que un profesional que labora ocho horas y con 35 años de experiencia gana alrededor de 6 mil bolívares fuertes, mientras que un médico cubano gana 5 veces más, lo que ha provocado que exista un déficit del 50% de galenos en el país. Especialidades como Anestesiología, Medicina Crítica, Medicina Interna, Cardiología, Nefrología y Neonatología son algunas en las que más se siente la falta de especialistas.

El Secretario de Salud Miranda explicó que otro de los motivos que ha incrementado el deterioro de los hospitales y ambulatorios en Venezuela, es el centralismo en materia de salud ejecutado por el Gobierno central. Recordó que el decreto 6.543, emitido por el Ejecutivo nacional el 4 de diciembre de 2008 que estableció la transferencia de los 19 hospitales y 250 ambulatorios de Miranda al Ministerio del Poder Popular para la Salud ha sido uno de los puntos que ha contribuido con el debacle del sistema de salud pública en la región. “Ante esta situación, en Miranda no nos afligimos y desde el primer momento comenzamos a trabajar arduamente para diseñar la Red de Salud Francisco de Miranda, que hoy cuenta con 70 centros de salud que garantizan una óptima atención al pueblo. Además que atendemos a pacientes que son referidos de centros de salud del Gobierno central”, dijo.

Aseveró que todos los médicos que forman parte de la Red Francisco de Miranda son egresados de las universidades nacionales, y destacó que del total de los centros de salud del estado, más del 10 por ciento atienden casos de medicina de alta especialidad y urgencias. “En nuestro estado estos espacios, sin duda alguna, se han convertido en la primera opción de atención médica con un alto nivel de calidad muy superior a cualquier centro público o privado, lo cual nos llena de satisfacción y nos enorgullece”.