Descubiertos en Rumania 100 kilos de carne de caballo con etiqueta de carne de vacuno

(Foto Afp)

Rumania anunció este jueves el descubrimiento en Bucarest de 100 kilos de carne de caballo con etiquetas que afirmaban que se trataba de carne de vacuno, pero aclaró que es un “caso aislado” no vinculado con el escándalo de los platos precocinados europeos.

“La carne se incautó en un depósito de Bucarest, estaba destinada al mercado rumano, se está investigando”, indicó a la AFP la portavoz de la Autoridad Nacional Sanitaria Veterinaria (ANSVSA).

La ANSVSA afirmó que probablemente se trate de un fraude, ya que el administrador del depósito reconoció que usaba etiquetas falsas para la carne.

No obstante, “de ningún modo se puede vincular este caso aislado con la situación en los otros países de la Unión Europea (UE)”, agregó.

El escándalo de la carne de caballo etiquetada como carne bovina en platos cocinados, que afecta a unos 15 países europeos, se extendió el miércoles a Asia, donde las autoridades de Hong Kong anunciaron el retiro de la venta de productos importados.

Una serie de datos ilustra el tamaño del engaño: la empresa francesa Spanghero compró 750 toneladas de carne de caballo, 550 toneladas de las cuales se usaron para fabricar unos 4,5 millones de platos fraudulentos vendidos en Europa.

Las lasañas Findus que se descubrieron en el Reino Unido se habían confeccionado con carne de caballo proveniente de Rumania, pero se acusa a Spanghero de haber cambiado las etiquetas para hacer creer que se trataba de carne vacuna.