Ecuador espera tratar el caso Assange con Londres tras reelección de Correa

REUTERS/Chris Helgren

Ecuador espera sentarse a tratar el futuro del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, con el Reino Unido luego de que Rafael Correa fuera reelegido como presidente, lo que da continuidad al Gobierno, afirmó hoy su embajadora en Londres, Ana Albán.

La diplomática dijo a Efe en Quito que el exhacker, refugiado en la embajada ecuatoriana en la capital británica desde junio, y los funcionarios de esa legación se han “acostumbrado a vivir juntos” e indicó que Assange está bien de salud.

“Nosotros hemos tenido el cuidado de brindarle chequeos periódicos para saber cómo está, hasta el momento no ha habido ningún problema, hace ejercicio”, dijo.

Assange se refugió en la embajada para evitar su extradición a Suecia, donde es sospechoso de delitos sexuales, mientras que él mantiene que es objeto de una persecución política por los documentos confidenciales de Estados Unidos divulgados por WikiLeaks.

Albán dijo que el australiano y la embajada respetan su propio espacio y sus horarios.

“Hay una actividad en la embajada, hay la actividad que él tiene, que recibe gente, hay colaboradores que trabajan permanentemente cerca de él”, agregó.

“Él tiene una actividad después de las 5 y media de la tarde, donde la embajada ya no atiende tanto al público”, añadió.

En declaraciones posteriores a un grupo de periodistas, Albán enfatizó que nunca se han roto las conversaciones entre Reino Unido y Ecuador, pero que las posturas respectivas “siguen siendo parecidas en los últimos meses”.

“Yo creo que ahora que el Gobierno (de Ecuador) está claramente por un tiempo más, nos sentaremos nuevamente a conversar pronto”, dijo la embajadora, en referencia a la reelección de Correa como presidente el pasado domingo.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, felicitó el lunes a Correa por su victoria electoral y señaló que confía en hallar una salida diplomática al caso de Assange.

Hague recalcó que el objetivo del Gobierno británico es alcanzar una solución que garantice su extradición a Suecia.

Assange teme que si es enviado allí, Estocolmo le extradite a su vez a Estados Unidos, donde podría ser condenado a pena de muerte o a cadena perpetua por divulgar secretos de Estado, según él.

El fundador de WikiLeaks ha anunciado que se presentará como candidato al Senado en Australia al frente de su “Partido Australiano WikiLeaks”.

Assange cree que si gana un escaño en las elecciones del próximo septiembre podrá liberarse de las acusaciones presentadas en su contra, pues a su juicio EE.UU. evitaría abrir un enfrentamiento diplomático internacional.

Albán se quejó hoy de que hasta ahora el Gobierno de Australia no se ha involucrado en el caso.

“Dios quiera que si es que él se lanza (a las elecciones) y él gana, el Gobierno australiano tome cartas respecto a asegurar seguridad a su ciudadano”, aseveró.

Mientras tanto, Quito y Londres afrontan “una realidad” que todavía quieren solucionar bilateralmente, explicó la embajadora. EFE