El embrujo de la feria culinaria de Miami seduce a más de 150 reputados chefs

(Foto Referencial/EFE)

El Festival de Comida y Vino de South Beach (Sobewff), considerado el mayor encuentro gastronómico de EE.UU., abre de nuevo sus puertas en Miami con más de 150 cocineros invitados y un programa que incluye medio centenar de actos y que atraerá a unas 60.000 personas.

Se trata de una “cita gastronómica única en un lugar único”, South Beach, una gran fiesta del paladar donde “el talento de los cocineros de todo el mundo se une y sirve para potenciar el desarrollo de nuevos negocios y relaciones”, aseguró hoy a Efe Lee Schrager, director del festival.

La duodécima edición de esta cita gastronómica con fines benéficos, que concluye el próximo domingo, despliega un tentador programa con cenas exclusivas, fiestas, degustaciones de comida y vinos, clases magistrales y seminarios.

Uno de los ejes de la feria será la cena homenaje que se ofrecerá el próximo sábado al cocinero japonés Nobuyuki “Nobu” Matsuhisa, uno de los más influyentes del mundo, que opera en 35 restaurantes de alta cocina diseminados por todo el mundo.

La cena contará con Martha Stewart como maestra de ceremonias y tendrá lugar en el hotel Loews de Miami Beach. El precio del cubierto rondará los 500 dólares (373 euros).

La aportación de la cocina iberoamericana a esta fiesta de la gastronomía se dejará sentir, y mucho, con la presencia de maestros como el español Jose Andrés, el peruano Gastón Acurio, la argentinojudía Michelle Bernstein, residente en Miami, el conocido cocinero estadounidense de origen mexicano Aarón Sánchez o la popular chef colombiana Ingrid Hoffman.

El festival se ha convertido en un fenómeno de masas y lo único que hay que lamentar es que “algunas veces se venden muy rápidamente las entradas y se agotan”, apuntó Schrager, quien destacó las ponencias y clases magistrales de sello hispano que se han programado en esta edición.

No faltarán fiestas como la denominada Red Hot Night, presentada por Hoffmann, quien dirige su propio programa de cocina en la cadena estadounidense Univisión. El evento tendrá lugar en sábado en el hotel Ritz-Carlton y estará inspirado en La Habana de la década de 1950.

Los invitados a esta cita podrán disfrutar de bebidas y platos tradicionales de la gastronomía latinoamericana mientras se mueven a ritmo de salsa cubana. El precio: 110 dólares (82,17 euros).

Schrager puso de relieve también el exclusivo evento Celebrity Chef Golt Tournament, que se realizará en el campo de golf del centro turístico Turneberry Isle, donde el español Jose Andrés, afincado en Washington, presentará su célebre cocina de tapas e impartirá una clase magistral. El precio por grupo de cuatro personas es de 2.000 dólares (1.494 euros).

Otro de los cocineros hispanoamericanos que llama más la atención en el mundo, el peruano Gastón Acurio, marcará estas jornadas con la creatividad de sus fórmulas, que quedará patente el sábado en la cita “Pescado y Pisco: El sabor de Perú”.

Acurio, quien se considera deudor de la nueva cocina española y tiene entre sus referentes al español Ferran Adriá, es sin duda el principal artífice del auge de la cocina peruana en todo el mundo.

Como todos los años, el acto más concurrido del festival será el multitudinario Grand Tasting Village, que reunirá el sábado y domingo, bajo carpas instaladas al aire libre en la playa, más de 300 casetas de degustación de comida y vino.

Otro eje de la feria es la barbacoa denominada Moet Hennesy’s The Q, que tendrá lugar en la playa del hotel Delano de South Beach, donde más de cuarenta cocineros de Estados Unidos harán las delicias de los invitados con preparaciones a la parrilla de diferentes tipos de carnes de vacuno y aves. El precio: 300 dólares (224,1 euros).

Entre otros muchos reclamos de la feria se incluye la proyección del documental Jiro Dreams of Shusi, que narra la historia del maestro del “sushi” Jiro Ono, de 85 años, uno de los máximos representantes de la cocina de arroz en el mundo y considerado por muchos expertos el “más importante chef de ‘sushi’” vivo.

El venerable Ono opera un diminuto local de diez sillas situado en una estación de metro de Tokio. Pese a su “apariencia humilde”, se trata de un establecimiento reconocido con la máxima distinción por la Guía Michelin. El acto contará como anfitrión con el cocinero estadounidense Anthony Bourdain. EFE