Obligan a un perro policía a escribir y firmar el informe de un arresto

(Foto 20minutos.es)

“Le perseguí. Le mordí. Hombre malo. Sabroso. Buen chico. Peach es un buen chico”. Con impostada caligrafía ¿perruna? y en ficticia primera persona, Peach, un perro policía británico, fue obligado por la Fiscalía a firmar con su pata un informe de su intervención en un caso de arresto, informa 20minutos.es

La fuente, el tabloide The Sun, y lo rocambolesco de la historia me hicieron dudar de su credibilidad, pero como de la Justicia me espero cualquier cosa, he decidido dar por buena una información que, por otro lado, quiero creer con todas mis fuerzas. ¿Hay algo más bonito que los animales antropomorfos?

Resulta que en el primer informe al que tuvo acceso la Fiscalía, se recogía que el agente Peach había participado en una intervención que acabó con el arresto de una persona. Para aclarar la investigación, desde esta institución exigieron una declaración escrita y firmada con el puño y letra del propio agente. Desde la comisaría, hicieron notar que Peach no era un agente PC (persona policía), sino un agente PD (perro policía), pero la respuesta de la Fiscalía fue inflexible, según fuentes policiales: “Se exige una declaración de PC Peach, incluso después de haber sido avisados de que es un PD (perro policía)”. Las mismas fuentes aseguran que “se les dijo varias veces que Peach en realidad era un perro policía, pero insistieron en una declaración por escrito, así que el se les envió esto”, en referencia al documento de la foto.

La foto con la declaración firmada por Peach fue rápidamente filtrada por sus propios compañeros policías, que se han visto obligados a retirarla de sus perfiles en redes sociales para evitar mofas sobre este asunto. Al respecto, me surgen una pregunta que me lleva atormentando desde la primera palabra que escribí en el post: ¿por qué demonios el agente que escribió la nota lo hizo con esa caligrafía?, ¿Acaso pretendía hacerla pasar por ‘letra de perro’?