Periodistas zulianos presentan la Dama de la Justicia a la Inspectoría del Trabajo (Fotos)

Con una singular protesta escenificando a la Dama de la Justicia, los periodistas despedidos de la Gobernación del estado Zulia, acompañados por la junta directiva del Colegio Nacional de Periodistas, acudieron a la sede de la Inspectoría del Trabajo en 5 de Julio en Maracaibo, para exigir celeridad en la orden de reenganche que les permita volver a ocupar sus cargos.

Leonardo Pérez Álvarez, Secretario General del gremio periodístico en la entidad zuliana acotó que es la segunda vez que se presentan al organismo que debería defender a los trabajadores, sin embargo la solicitud no ha sido admitida. “Trajimos a la justicia para que la Inspectoría del Trabajo la conozca y la aplique”, sentenció el líder del gremio.

“El pasado 18 de enero hicimos la solicitud de reenganche por el despido injusto de más de 110 periodistas contando que en un lapso de dos días hábiles como lo establece la Ley del Trabajo (LOTTT) obtendríamos una respuesta, pero no fue así, Arias Cárdenas sigue desobedeciendo a Chávez al ignorar la inamovilidad laboral y al tratar de manipular las decisiones que toma la Inspectoría del Trabajo, pues, ya se contabilizan más de 30 días de retardo en la decisión “, indicó Pérez Álvarez.

El dirigente gremial aseveró que el gobernador del estado Zulia “Ha sido incapaz de conocer el estatus laboral de estas personas que fueron botadas al inicio de su gestión, solo nos reunimos una sola vez con los jefes de la oficina de prensa del ejecutivo regional y esto sucedió porque nosotros nos acercamos hasta sus despachos”.

Gobierno quiere a los medios rodilla en tierra

Para Leonardo Pérez al excluir al canal de noticias Globovisión, de la parrilla del recién estrenado sistema estatal de televisión digital se le está enviando un mensaje a los medios de comunicación y a la misma población que el “que no esté con el gobierno rodilla en tierra será excluido”.

“Con esta exclusión, el gobierno mantiene la persecución en contra de este medio de comunicación pretendiendo acallar todas las voces disidentes y críticas, violando así la Carta Fundamental de Derechos Humanos, respecto a la libertad que tenemos todos a estar debida y oportunamente informados, cuando debe ser el Estado el garante de la pluralidad”.